Público
Público

Partido X: "Nuestro modelo no es el de Beppe Grillo, pero a veces nos mandamos mails"

"Aquí estamos aportando ideas nuevas que dentro de 20 años serán vistas como algo lógico, y sólo los partidos lo están intentando frenar", asegura a 'Público' Simona Levi, una de las p

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Simona Levi es probablemente la cara más conocida del Partido X, la formación surgida en enero de este año que decidió quitarse la máscara el martes 8 de octubre, revelando la identidad de varios de sus miembros. Directora de teatro y artista multidisciplinar, Levi(Turín ,1966) estudió artes escénicas en París, pero su nombre es especialmente conocido por su labor como activista.

Coautora del libro Tecnopolítica, internet y revoluciones - Sobre la centralidad de redes digitales en el #15M, Levi es una de las fundadoras de la plataforma X.net e integrante de Red SOStenible, además de estar ligada a muchos otros proyectos relacionados con la difusión de la cultura -fue muy crítica con la ley Sinde- y la democracia en red. El derecho al voto 'real y permanente', el wikigobierno o la elección de candidatos para representar al partido a través de internet son algunas de las ideas que la activista italiana ha transmitido durante la presentación de la nueva formación, para ella 'un experimento sin precedentes'. 

En el Plan de emergencias para salir de la crisis además de enumerar distintas medidas económicas se refieren a su interés por lograr que el Estado fomente la felicidad. -'Debemos incorporar en la Constitución el derecho de la ciudadanía a buscar la felicidad'- ¿De dónde surge esta idea de la búsqueda de la felicidad? ¿Es un concepto que tengan en cuenta los Gobiernos hoy?

Es el primer borrador, ha sido elaborado en colaboración con muchas personas.

¿Ha sido refrendado por los miembros del partido?

Tenemos más de 150 personas dedicadas a estas tareas que ya han aportado su parte, pero está abierto a más opiniones. Lo que queremos decir es que se nos está pidiendo constantemente un sacrificio, por ejemplo para salvar bancos. Sin duda se ha de plantear un esfuerzo que debemos hacer todos, pero la economía debe estar al servicio de las personas porque debe ser considerada un medio y no un fin. Se necesita dinero para sobrevivir pero esto debería ser un medio para tener una calidad de vida, para que las personas nos desarrollemos. En cambio, la economía como fin está al servicio de los poderes financieros, pero queremos mover el foco. El esfuerzo debe ser para vivir en condiciones dignas, no para satisfacer capitales financieros.

Levi: 'Se necesita dinero para sobrevivir pero esto debería ser un medio para tener una calidad de vida, para que nos desarrollemos'.

En el programa mencionan las partidas de gasto que habría que incrementar, pero no aquellas que reducir. ¿Dónde habría que recortar?

Nos enfocamos mucho en la corrupción y el rescate bancario, el pago de la deuda y de la parte ilegítima de la deuda, en desplazar los gastos. Hay partidas de gastos que se consideran esenciales en las administraciones políticas que para nosotros no lo son. Estamos pidiendo también que el dinero que Europa dedica a capital financiero se invierta en el bienestar social.

¿A qué se refiere cuando menciona las administraciones políticas? ¿Hablamos del sostenimiento de la clase política?

Si, y también de las instituciones, pero no es la partida principal. La principal es la parte ilegítima de la deuda y la corrupción. Hay una consideración de que no queda nada, la clase política está operando para sacar el dinero fruto del prosperar de una sociedad y trasladarla a unas élites políticas, económicas y financieras. No han dejado nada y hay que exigir un retorno.

¿Será candidata del Partido X para las próximas elecciones? ¿Lo sería si las elecciones tuvieran lugar hoy?

No estamos hablando en estos términos para nada. No planteamos de este modo el problema, si no en qué condiciones y cómo podemos crear entre ciudadanos una lista de personas que puedan llevar a cabo unos objetivos que estamos acabando de definir. En este momento soy parte del proyecto como desarrolladora. Nos ocupamos de mantener los objetivos y la estructura de la red ciudadana del Partido X. En nuestra web explicamos que mientras los desarrolladores se dedican a esta labor no pueden plantearse hacer un doble trabajo. Mientras mantienes la red ciudadana no puedes defender los programas en el Parlamento.

En ese caso, ¿puede asegurar o rechazar que vaya a presentarse como candidata?

En este momento es importante que la red ciudadana sea sólida y a eso me dedico. Si esta cambia podría cambiar mi opinión.

'Estamos al tanto de lo que hace el M5E, pero pensamos que tienen errores de fondo', asegura Levi.

Dicen haber registrado un importante aumento de simpatizantes en las redes sociales, ¿ha crecido también el número de miembros del partido?

En la presentación de la formación registramos 11.000 visualizaciones del streaming, en apenas dos días se han suscrito 4.000 personas a la Agenda X y hemos ganado cerca de 3.000 seguidores en Twitter. No hay nuevas cifras de miembros, porque hay una importante demanda para entrar a participar activamente. Aún tenemos que absorber un gran número de personas.

Hay ciertas similitudes entre el Partido X y el Movimiento 5 Estrellas italiano (M5E). ¿Es un modelo para su formación? ¿Tienen contacto con el partido de Beppe Grillo?

Nos lo preguntan mucho. Obviamente estudiamos todo lo que concierne a las redes ciudadanas, y entre los casos de estudio estamos al tanto de lo que hace el M5E, pero pensamos que tienen errores de fondo. Se ve en su crecimiento exponencial, de la nada, y esto repercute en sus acciones: no se ponen de acuerdo. Es interesante y hay que seguirlo de cerca, pero no es para copiarlo. Hay que aprender de los errores y de algunos aciertos, pero no es el modelo. A veces nos mandamos mails, pero es importante insistir en que este no es el modelo para nosotros.

Una parte de los lectores y de las formaciones progresistas considera que el Partido X tiene la intención de dividir a la izquierda.

Levi: 'La renovación de la izquierda que la propia izquierda ha prometido no se está llevando a cabo'.

Nosotros somos muy estrictos con el pragmatismo. No es que no entre nosotros no tengamos una ideología, pero nuestra línea es pragmática. Si hay tanta carnicería sobre este tema es porque la renovación de la izquierda que la propia izquierda ha prometido no se está llevando a cabo. Pensamos que las renovaciones son buenas, en izquierda y derecha, pero esta renovación no es incompatible con ideas de otro tipo. Hay otra manera de hacer las cosas, sea en la izquierda o en la derecha, una renovación. De hecho, invitamos a los partidos a que copien ideas, y algunos lo hacen.

En términos psicoanalíticos la rabia se corresponde a frustración y depresión. Quizás el modelo que están construyendo no está funcionando, aunque ésta sea sólo mi hipótesis. Invitamos al 'lucha y deja luchar'. Quizás, atacar un nuevo experimento ciudadano como este puede ser muy destructivo, y si dedicamos mucho tiempo a la destrucción no puede haber mucho para construir. En cualquier caso, también hay gente de izquierdas que se ha alegrado de que existamos.

¿Qué medidas han imitado otras formaciones?

No nos gusta mucho compararnos. Los partidos tienen departamentos de comunicación que cobran por su trabajo, y no son tontos. Aquí estamos aportando ideas nuevas que dentro de 20 años serán vistas como algo lógico, y sólo los partidos lo están intentando frenar. Están copiando ideas y lemas, sin entender que la comunicación no se puede separar de lo que uno hace y cree. La diferencia es que ellos tienen medios, pero nosotros estamos haciendo todo lo posible.