Público
Público

Los partidos catalanes, menos el PSC, piden a Solbes que el Estado merme sus recursos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los partidos catalanes en el Congreso, a excepción del PSC, han escenificado hoy la unidad política que venían reclamando para denunciar al Gobierno el incumplimiento del Estatuto de Cataluña y para exigir una mejora del sistema basada en la merma de los recursos del Estado.

La comparecencia en el Congreso del vicepresidente económico, Pedro Solbes, para explicar su propuesta de reforma del modelo de financiación de las autonomías ha originado las críticas de los grupos de CiU y de ERC-IU-ICV, todas ellas apoyadas en los mismos argumentos.

En representación del PSC no ha intervenido ningún diputado para expresar su posición, algo que en debates sobre asuntos relacionados con Cataluña suele hacer tras la exposición del representante del PSOE.

Por tanto, la coincidencia en el reproche de los diputados de CiU, de ERC y de ICV ha consistido en denunciar al Gobierno por incumplir el Estatuto catalán, en exigir una reducción de los recursos del Estado, de modo que en el nuevo sistema no mantenga el 50 por ciento de los mismos, y en pedir que se respete la bilateralidad Gobierno-Generalitat en la negociación.

El portavoz adjunto de CiU, Josep Sánchez-Llibre, ha censurado al Gobierno por no concretar los aspectos "más relevantes" del Estatut en el plazo establecido para ello, antes del pasado 9 de agosto, por lo que, a su juicio, el Ejecutivo "no ha hecho los deberes" y "se ha saltado a la torera" la norma estatutaria.

Tras subrayar que CiU no tolerará el incumplimiento del Estatuto y remarcar que las prórrogas, como la de tres meses recientemente acordada entre ICV y el Gobierno, "no sirven para nada", Sánchez-Llibre ha afirmado que "Cataluña no se merece" un "trato discriminatorio" como el que dispensa el Gobierno, a su entender.

En muchos aspectos ha coincidido el portavoz de ERC, Joan Ridao, para quien la propuesta que ha explicado Solbes ante el Congreso "se parece al Estatuto como un huevo a una castaña".

A su juicio, el sistema vigente sólo admite una reforma en profundidad que descarte el umbral del 50 por ciento de recursos que el Gobierno quiere conservar en manos del Estado.

Igualmente ha propugnado la necesidad de una negociación bilateral Estado-Generalitat.

El diputado de ICV Joan Herrera ha reclamado a Solbes "un cambio de actitud" para que la negociación discurra sin límites, algo que, ha puntualizado, no respeta el Gobierno por querer mantener ese porcentaje de recursos en el nuevo modelo.

Todos ellos, además, han recalcado que estarán unidos en la negociación de la reforma del modelo de financiación y en la de los Presupuestos Generales del Estado, que han vinculado pese a las desavenencias del Ejecutivo.

Sólo ha existido un aspecto en el que han discrepado: en la idoneidad de la comparecencia de Solbes.

Para Sánchez-Llibre, se trata de una comparecencia "no deseada"; para Ridao, al vicepresidente "se le ha notado que no tenía ganas" de este debate, mientras que, en opinión de Herrera, era "necesaria".

El PP, por medio de su portavoz económico, Cristóbal Montoro, ha defendido el modelo vigente -que él mismo negoció como ministro de Hacienda-, porque "contentó a todos" y fue "transparente", si bien ha ofrecido la disposición de su partido para establecer un sistema que no genere enfrentamientos.

El PNV se ha mostrado a favor de que el Estado aligere sus recursos por debajo del 50 por ciento, el BNG ha abogado por la negociación bilateral y CC ha solicitado "respuestas serias".