Público
Público

Los partidos se muestran preocupados por la tolerancia de los jóvenes hacia ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los grupos parlamentarios se han mostrado hoy su preocupación por las conclusiones del informe extraordinario del Ararteko sobre "La transmisión de valores a menores", en el que se constata, entre otras materias, que el 15% de los jóvenes justifica o no rechaza la violencia de ETA.

El Ararteko, Iñigo Lamarca, ha presentado hoy este informe ante la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco. Con anterioridad, en el mes de septiembre ya hizo públicos sus contenidos tras entregárselo a la presidenta de la Cámara, Arantza Quiroga.

Este informe, resultado de entrevistas a 1.829 escolares, de entre ocho y 16 años, percibe que el 15 por ciento de los jóvenes justifica o no rechaza la actividad terrorista.

Además, señala que entre los jóvenes vascos predominan los valores materiales y superficiales, así como los relacionados con el respecto al medio ambiente.

En cuanto al trato hacia colectivos como el de los inmigrantes, homosexuales, o de etnia gitana, el informe desvela que todavía hay actuaciones intolerantes y de falta de respeto.

También alerta del uso "abusivo" que los jóvenes hacen de las nuevas tecnologías y de los medios de comunicación, a los que dedican un tiempo "excesivo, sin control o con apenas control" por parte de los padres.

El estudio constata el "limitado" papel de la escuela en el fomento de los valores entre los jóvenes, y denuncia que se "descargue" en ella esta tarea, cuando debería corresponder a la familia.

El informe también propone elaborar un plan integral de educación en valores, mejorar la colaboración entre escuela y familia, "cuidar" la programación televisiva en horario infantil, y evitar la formación de "guetos" en los centros escolares, entre otras recomendaciones

Tras escuchar a Lamarca, los grupos parlamentarios han mostrado su preocupación por las conclusiones del informe, y han considerado que las recomendaciones se quedan "cortas", entre otras cosas, porque el Ararteko no puede plantear propuestas dentro del ámbito privado.

Desde el PNV, Amaia Arregi ha llamado la atención sobre el hecho de que "persistan diferencias entre chicos y chicas", así como sobre la existencia de actitudes "intolerantes ante la inmigración", mientras que ha destacado como positivo que los encuestados "manifiestan que pueden hacer más de lo que hacen".

Mikel Unzalu (PSE-EE) ha abogado por "reforzar la coordinación entre escuela y familia" y ha destacado la existencia de un "problema de intolerancia ante la diferencia", al tiempo que ha considerado "preocupante" la actitud de los jóvenes ante ETA.

Ramón Gómez (PP) ha lamentado el "panorama bastante insatisfactorio" que ofrece el informe en el ámbito de los valores, aunque ha indicado que "existen datos para la esperanza". En cuanto a la percepción de la violencia de ETA ha opinado que es "preocupante", así como que "constata un fracaso social".

Mikel Basabe (Aralar) ha defendido que el estudio da "una visión bastante completa" de los valores en el colectivo analizado, aunque ha lamentado que no se haya concretado más en las recomendaciones.

Mikel Arana (EB) ha dicho que le parece "preocupante que entre los jóvenes se mantengan valores y contravalores como machismo, homofobia, xenofobia", y ha defendido que las instituciones actúen para que éstos comportamientos cambien. También ha considerado que la percepción de la violencia de ETA y de los derechos humanos es "preocupante".