Público
Público

A partir de hoy no habrá indicaciones en el examen práctico de conducir

Más de 2.000 aspirantes estrena este lunes un nuevo moelo de test y de prueba práctica sin indicaciones y con preguntas referentes al vehículo. También entra en vigor el nuevo permiso único europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 2.000 aspirantes a obtener el permiso de conducir se enfrentan este lunes en toda España a un nuevo examen, con pruebas teóricas individualizadas y una parte práctica en la que el examinador no da ningún tipo de indicaciones al alumno para ver cómo se maneja durante cerca de 10 minutos, entre otras novedades.

Según ha informado Dirección General de Tráfico (DGT), la nueva normativa fija además un nuevo modelo de permiso de conducción único europeo.

Las principales novedades se producirán en el examen práctico, que durará 25 minutos en el caso de los turismos y motocicletas, y 45 para los permisos profesionales (camiones y autobuses), tiempo necesario, según la Directiva Europea, para demostrar que el aspirante 'posee las capacidades y actitudes necesarias para ser titular de un permiso de conducción'.

Como norma general el examinador agotará el tiempo de la prueba, salvo en tres supuestos: la comisión de una falta que suponga peligro real, la intervención justificada del examinador o cuando quede acreditada una manifiesta impericia del aspirante.

Pero antes de ponerse al volante, el alumno tendrá que responder a cuestiones referentes al vehículo como localizar el depósito del líquido de frenos o demostrar que sabe poner las luces antiniebla.

Una vez superadas las preguntas, como máximo dos, comenzará la prueba práctica que en sus primeros diez minutos será autónoma, es decir, el examinado circulará sin recibir instrucciones concretas salvo una indicación genérica sobre el destino al que debe dirigirse. Transcurridos estos 10 minutos de conducción independiente, el examen seguirá siendo como hasta ahora, de circulación guiada.

Concluida la prueba, el examinador comunicará al aspirante y en presencia únicamente de su profesor el resultado del examen y una explicación breve de su evaluación que no excederá de los dos minutos, sin entrar en discusión sobre las faltas concretas cometidas pero sí para que conozca qué ha hecho bien y qué mal.

Por otro lado, con el objetivo de armonizar los más de 110 modelos diferentes de conducción válidos en los Estados miembros, la Directiva Europea fija en uno de sus anexos las disposiciones relativas al modelo único de permiso de conducción a utilizar en toda la Unión Europea. El nuevo permiso, muy similar al formato del permiso de conducción español, incluye en el anverso los datos personales y en el reverso las categorías de los permisos que se tienen.

La DGT recuerda que los permisos de conducción expedidos con anterioridad a la entrada en vigor de la Directiva seguirán siendo válidos en las mismas condiciones, hasta que proceda expedir un nuevo permiso de conducción con ocasión de su prórroga de vigencia o de cualquier otro trámite reglamentario.

 

 

 

 

 

 

 

 

Antes de comenzar el desarrollo de la prueba, el examinador recibirá al aspirante y se presentará. Cuando se identifique, el examinador le solicitará que realice alguna de las comprobaciones previas recogidas en el anexo V del Reglamento General de Conductores, como señalar donde se encuentra el depósito de líquido de frenos, el del limpiaparabrisas o las luces largas y cortas.

Una vez que el aspirante haya realizado las comprobaciones oportunas y se haya acomodado en el vehículo, comenzará la conducción. Durante los primeros 10 minutos, el aspirante deberá demostrar el manejo que tiene del vehículo realizando la denominada 'conducción autónoma' que consistirá en dirigirse a un punto señalado por el examinador, siguiendo las indicaciones de dirección existentes en la vía. Si el vehículo cuenta con un dispositivo de navegación (GPS), el aspirante podrá utilizarlo, siempre y cuando haya tenido formación en la programación y en el uso del mismo.
CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

El objetivo de implantar la 'conducción autónoma' en la prueba práctica es que el futuro conductor tenga 'una formación adecuada' para que, cuando obtenga su permiso, sepa por dónde va, qué decisiones tomar de acuerdo con las circunstancias del tráfico, siga las indicaciones de dirección e interprete las señales de tráfico, según subraya la DGT. Concluidos los primeros diez minutos, el examinador continuará la prueba práctica.

Otra de las novedades de esta prueba es que, al término de la misma, el examinador valorará de forma global si el aspirante ha realizado una conducción eficiente o económica. Concluida la prueba, el examinador comunicará al aspirante el resultado del examen en presencia del profesor y le explicará brevemente las faltas cometidas con el objetivo de que conozca lo que ha hecho bien o mal y así mejorar su comportamiento en la conducción.

En el caso del teórico, la DGT ha creado una nueva base de datos con 15.500 preguntas de todas las categorías, con una redacción más sencilla y actualización diaria, de modo que los exámenes serán individualizados para cada aspirante. Además, Tráfico está informatizando las aulas por lo que la prueba se realizará a través de pantallas táctiles en 24 jefaturas provinciales. En el resto de las jefaturas, cuya informatización de aulas se realizará a lo largo de este año, el soporte del examen sigue siendo el papel.

Con el objetivo de que el aspirante se familiarice con el nuevo formato de examen, en la página web de la DGT (www.dgt.es) se pueden consultar algunas de las preguntas que forman parte de la base de datos --que se cambiarán periódicamente-- con el mismo sistema del examen y que permitirá conocer el resultado del test de forma inmediata.
NUEVO PERMISO DE CONDUCCIÓN ÚNICO EUROPEO

Por otro lado, con el objetivo de armonizar los más de 110 modelos diferentes de conducción válidos en los Estados miembros, la Directiva Europea fija en uno de sus anexos las disposiciones relativas al modelo único de permiso de conducción a utilizar en toda la Unión Europea. El nuevo permiso, muy similar al formato del permiso de conducción español, incluye en el anverso los datos personales y en el reverso las categorías de los permisos que se tienen.

La DGT recuerda que los permisos de conducción expedidos con anterioridad a la entrada en vigor de la Directiva seguirán siendo válidos en las mismas condiciones, hasta que proceda expedir un nuevo permiso de conducción con ocasión de su prórroga de vigencia o de cualquier otro trámite reglamentario.

Además, con la entrada en vigor de la Directiva, se unifican para todos los países miembros de la Unión Europea los periodos de vigencia de los permisos de conducción expedidos por los diferentes estados, de manera que las categorías AM, A1, A2, A, B, B1 y BE tendrán una validez de 10 años. No obstante, la Directiva establece que los Estados miembros podrán optar por expedir dichos permisos con una validez de 15 años. Mientras, los permisos de conducción de las categorías C, CE, C1, C1E, D, DE, D1 y D1E tendrán una validez de cinco años.

Los plazos de vigencia establecidos en la Directiva que entra en vigor ya fueron recogidos en el Reglamento General de Conductores, en mayo de 2009, por lo que no supone cambio alguno para los conductores españoles. Por el contrario, en el caso de los residentes comunitarios, la norma comunitaria establece que aquellos permisos de los comunitarios europeos con plazo de caducidad se renovarán en el país donde resida el titular del permiso.

Además, los titulares de permisos para conducir con carácter indefinido deberán renovar su permiso en el país donde residan transcurridos dos años desde la obtención de la residencia en dicho país, es decir, a partir del 19 de enero de 2015 --plazo que se tomará en cuanta en toda Europa-- y se tendrán que someter a los plazos establecidos en el país de residencia.