Público
Público

¿Qué pasa si Grecia va a la quiebra?

La zona del euro prepara una cumbre para cerrar la crisis y definir el segundo rescate griego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La zona del euro prepara una cumbre para cerrar la crisis y definir el segundo rescate griego.

¿Cómo quiebra un país?

Grecia es un país insolvente (su pasivo es superior a su activo actualmente), pero hasta que no deje de pagar a sus acreedores no se le supone en quiebra. Al igual que una empresa, un país puede dejar de pagar sus créditos, en forma de bonos, en tiempo y forma. Algunas concepciones clásicas de la bancarrota soberana dicen que el país no debe ser capaz tampoco de hacer frente a gastos corrientes, como el pago de los sueldos de los funcionarios.

Selectiva, ordenada, parcial... ¿Cuál es la diferencia?

Como recuerda el catedrático de Economía financiera de la Universidad Complutense Juan Antonio Maroto, toda esta 'sofistificación' de términos esconden el mismo resultado, que es no pagar tal y como se había establecido. En una quiebra selectiva se dejan de pagar cierto tipo de bonos de menos calidad, algo similar a la parcial. La quiebra ordenada implica una voluntariedad de las partes, algo que aún no se ha conseguido.

¿Cómo afectará un impago griego a la economía real?

Si el deudor es el Estado griego los acreedores son bancos, fondos de pensiones y hedge funds'. Un impago que afectara a la banca dificultaría aún más el acceso al crédito. Los bancos subirían el precio del dinero que se prestan entre ellos (y que se refleja a diario en el euríbor)y por lo tanto subiría el tipo de interés que paga el ciudadano por sus préstamos, sobre todo por las hipotecas. Además, la banca europea acudiría al exterior para financiarse, lo que encarecería esta operativa y haría que se estrecharan los márgenes de los depósitos. Es decir, que cada vez ofrecerían menos rentabilidad a los inversores que quieran depositar su liquidez en las entidades de crédito, porque su margen de negocio sería más estrecho. Asegurar los depósitos mediante el Fondo de Garantía de Depósitos se encarecería también, porque el Estado tiene que cubrir el riesgo de impago, explica Maroto. En definitiva, se dispararía aún más la escasez de liquidez que podría estrangular la economía real aún muy débil.

¿Alargar los plazos palía el problema?

En esta confusión de conceptos da la sensación de que pagar más tarde no es quebrar, pero sí lo es. Sin embargo, si los acreedores acceden a cobrar más tarde, como un proveedor con una empresa, también se pueden demorar sus pagos y el efecto en el mercado es mucho menor. Además, alargar las obligaciones de pago de Grecia da un margen para que el país se recupere, al menos, un poco.