Público
Público

Los pasajeros que reservaron vuelos de XL con operadores están asegurados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los pasajeros que reservaron sus paquetes vacacionales o vuelos de XL mediante operadores están, con toda probabilidad, cubiertos por un seguro del sector, mientras que los que compraron sus vuelos directamente a través de la aerolínea declarada hoy en quiebra quedarán, en cambio, desprotegidos.

Así lo informó hoy en un comunicado el operador británico XL Leisure Group, que hoy se declaró en bancarrota y canceló todos los vuelos de su aerolínea XL Airways, lo que dejó en tierra a decenas de miles de personas en varios países.

En su nota, XL Leisure Group, que volaba a 50 destinos (la mayoría en el Mediterráneo), precisa que las personas que hicieron sus reservas a través de operadores con la licencia ATOL, como Kosmar Villa Holidays y Freedom Flights Limited, entre muchos otros, están asegurados y no perderán dinero.

Los pasajeros que, en cambio, reservaron sus vuelos directamente a través de XL Airways, "no están protegidos", aunque la CAA pondrá a su disposición vuelos para regresar al Reino Unido "por una tarifa para cubrir costes".

La "licencia para los organizadores de viajes aéreos" (ATOL, en sus siglas en inglés) la otorga la Agencia británica de la Aviación Civil (CAA), que ha publicado en su página web información para los pasajeros afectados (www.atol.org.uk).

Las personas que tengan reservas "deben contactar inmediatamente a la agencia de viajes o al operador", según XL Leisure Group.

Los administradores de la empresa quebrada indicaron que la mayoría de los clientes que actualmente están en el extranjero podrán acabar sus vacaciones en el hotel o apartamento reservado, dado que la CAA cubrirá los gastos.

Los administradores advirtieron de que los pasajeros que reservaron a través de XL Airways, XL.com o servicios de atención al cliente de XL -y que no están, por tanto, protegidos por la ATOL- podrían tener derecho a una indemnización mediante su seguro de viaje o, si pagaron con tarjetas de crédito o débito, los seguros bancarios.

Las personas que reservaron con Medlife Hotels -otra filial del grupo declarada también en quiebra- tampoco están protegidos por la licencia del sector, apunta el comunicado.

XL Leisure Group informó de que se declaraba en bancarrota como resultado de los "precios volátiles del petróleo", la "ralentización económica" y la imposibilidad de conseguir financiación adicional.

Según la empresa, unos 67.000 clientes se han quedado abandonados en aeropuertos británicos y del extranjero, mientras que la CAA indicó que 200.000 personas habían hecho reservas con el operador.