Público
Público

Pascal Lamy ve difícil cerrar la Ronda de Doha en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Será difícil, aunque no imposible, cerrar en 2009 el esperado acuerdo mundial sobre comercio, dijo el director general de la Organización Mundial del Comercio, Pascal Lamy, en una entrevista publicada el domingo en el diario El País.

El viernes Lamy desconvocó una reunión ministerial prevista para la próxima semana, diciendo que no existía suficiente consenso entre las principales economías sobre la Ronda de Doha.

"Creo que si hubiéramos cerrado esta etapa, eso nos llevaría sin duda a la conclusión de la Ronda el próximo año", declaró en una entrevista telefónica con El País.

"Al no haberlo hecho, eso no impide que se cierren las negociaciones en 2009, pero verdaderamente lo hace más difícil. Y más con la crisis económica golpeando duro y con las bases económicas y sociales de los países sufriendo sus consecuencias", declaró.

Lamy cree que alcanzar rápidamente un acuerdo sobre comercio ayudaría a mitigar la crisis.

"Los miembros de la OMC han decidido darse un poco más de tiempo, pero es mi obligación recordarles que el tiempo también tiene un precio", manifestó.

El mediador dijo que desconvocó la reunión porque sentía que existía el riesgo de que fracasara.

"El riesgo era que si yo convocaba a los ministros y no llegaban a un acuerdo eso habría sido un retroceso", declaró.

Los ministros de Comercio estuvieron cerca en julio de cerrar un acuerdo en la Ronda de Doha, iniciada en la capital qatarí a finales de 2001 para liberar el comercio mundial.

Pero esa reunión fracasó por las diferencias entre Estados Unidos e India y China por una cláusula de salvaguardia para ayudar a los agricultores de los países pobres a resistir el incremento de las importaciones.

También ha habido progresos sobre un acuerdo sobre el algodón pero la cláusula de salvaguardia es un obstáculo, dijo Lamy.

"La cláusula de salvaguardia es una cuestión que tiene que ver con el futuro de muchos países emergentes y el debate ahora es cuánta influencia tiene las importaciones en la oferta doméstica de alimentos", indicó.

El cambio en la presidencia de EEUU en enero y las elecciones en India en mayo podrían ayudar a desatascar o hacer fracasar las negociaciones, dijo.

"Si los dirigentes políticos convencen a la gente de que combatir el proteccionismo es importante quizás se convierta en un activo para la campaña. Pero si están convencidos de que las importaciones son un problema para el país pueden ser un obstáculo", concluyó.