Público
Público

Las pasiones rusas y los conquistadores llegan al Teatro Real con Mortier

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La introspección de "Eugenio Oneguin", la posible polémica de "Montezuma" y la contemporaneidad de "Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny", de la mano de la Fura dels Baus, abren en septiembre la nueva programación del Teatro Real de Madrid, con Gerard Mortier como director artístico.

En la rueda de prensa de presentación de estos títulos, el director de escena de "Eugenio Oneguin", Dmitri Tcherniakov, ha destacado "la gran presión" que supuso montar una segunda producción de la ópera de Chaikovski sobre la novela de Pushkin, consideradas clásicos en Rusia, y recibida en su estreno en Moscú con división de opiniones, sobre todo por "la vieja guardia".

Como novedades en esta actualización del libreto, ha destacado el desarrollado tratamiento de los personajes, así como un tono "un poco más erótico" de lo acostumbrado.

Este montaje, que se representará del 7 al 12 de septiembre, ofrecerá la posibilidad de asistir a su emisión en directo a través de una gran pantalla instalada en la Plaza de Oriente como parte de los actos de la Noche en Blanco, que se celebra el sábado 11 en la capital.

Una reflexión sobre la colonización es lo que propone "Montezuma", según ha destacado el director artístico del Teatro Real, Gerard Mortier. El director musical Gabriel Garrido y el director de escena Claudio Valdés se hacen cargo del libreto escrito por el rey ilustrado Federico II de Prusia.

Coincidiendo con el bicentenario de la independencia latinoamericana, el Real apuesta por una producción "vital, sugerente y provocadora" con un final cruel.

"No es una lección sobre historia, es una interpretación", ha advertido Mortier, sabedor de que la representación de esta obra en Madrid "es un poco más peligroso" que en otras ciudades por el tono y por las posibles críticas que suscite el tratamiento de los conquistadores españoles.

En busca de un público más joven, el Real ha programado para el 30 de septiembre el estreno de "Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny", que se emitirá en directo en más de 120 salas de cine en toda Europa.

Mortier ha destacado que el precio de la entrada más cara será de 90 euros, para una obra de proporciones más reducidas que costará en torno a los 40.000 euros, frente a los 600.000 euros que cuestan otras producciones.

"No hay obra pequeña en el Teatro Real", ha dicho el director musical Pablo Heras, quien ha destacado por ello la idoneidad del recinto madrileño para la representación de "una de las más importantes obras del siglo XX".

"Es ópera, no es un cabaré", ha destacado Mortier, a lo que Heras ha añadido que Mahagonny es "cabaré, ragtime, blues... pero va más allá". Heras ha señalado además la complejidad de su estructura y la imaginación que muestra en su instrumentalización, llena de piezas exóticas como banjos.

La Fura dels Baus, encargados de la parte escénica, han llamado la atención sobre los "hits" que componen el repertorio de canciones de "Ascenso y caída...", como el caso de "Alabama", que fuera interpretado por The Doors o Marilyn Manson.

"Es una crítica al capitalismo exacerbado, a la deshumanización, lo que conecta en este país con la cultura del pelotazo", han destacado Álex Ollé y Carlus Pradissa, dos de los seis directores de la Fura dels Baus, quienes dicen haber buscado en esta obra la "raíz residual" de lo que proponía este grupo en los años ochenta.

La rueda de prensa ha servido también para presentar la renovación de los programas de ópera, que han reducido su precio un 50 por ciento -hasta 5 euros-, y de la web del Teatro Real, que a partir de ahora incluirá accesos a las redes sociales Facebook y Twitter y al canal Youtube.