Público
Público

Tras los pasos del Campeador

Un viaje por el Camino del Cid, un itinerario que sigue las huellas del legendario caballero medieval por ocho provincias españolas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los amantes de los grandes itinerarios encontrarán en la propuesta de viaje de hoy una ruta más que añadir a sus periplos. También quienes se sientan atraídos por la literatura y los espacios épicos. Y es que el recorrido que presentamos reúne todas esas características: pasa por ocho provincias españolas y sigue las huellas del más importante poema épico de la Edad Media Española. Estamos hablando del Camino del Cid.

Itinerario turístico y cultural, para recorrer por carretera, a pie o en bici, el Camino del Cid pasa por las provincias de Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante. Puntos con un pasado monumental y cultural que, al margen del recorrido senderista en sí mismo, se merecen una parada y una visita más o menos prolongada según el tiempo del que disponga cada quien.

El magnetismo de este territorio ya decidió a finales del siglo XIX al mecenas norteamericano Archer Milton Huntington, fundador de la Hispanic Society de Nueva York, a seguir los pasos del destierro del Cid descritos en el Cantar. Lo seguirían, a principios del siglo XX, Ramón Menéndez Pidal y su mujer, María Goyri. El Camino del Cid, como itinerario señalizado y con recorridos 'cerrados', nació en 2007, con motivo de la conmemoración de los ochocientos años del Cantar. En 2009, la fascinación de este itinerario de cariz fundamentalmente literario, pero también natural e histórico, ha llevado a dos escritores británicos, Chris Stewart (ex batería del grupo Génesis) y Michael Jacobs, a hacer un tramo de la ruta.

Una de las grandes ventajas del Camino del Cid es su capacidad para adaptarse al tiempo disponible y los gustos de las personas que lo recorren. Su división en tramos y espacios temáticos facilita la selección. Los tramos permiten abordar episodios concretos del Cantar: 'El destierro', por ejemplo, recorre el paso del Cid desde Vivar del Cid (Burgos) a Atienza, (Guadalajara); 'Tierras de frontera' se centra en antiguos lugares musulmanes en los que el Campeador comenzó a imponer su ley, desde la propia Atienza hasta Ateca, en Guadalajara. Y si lo que nos interesa es ver hasta dónde extendió el Cid su influencia, lo mejor es decantarse por el tramo que se ha situado bajo el rótulo 'La defensa del sur', y que transcurre de Valencia a Orihuela (Alicante).

Los anillos, por su parte, responden a circuitos de estructura circular en los que la naturaleza juega, en buena parte de ellos, un importante papel. Es el caso de la ruta que transcurre por el anillo de Gallocanta, entre Zaragoza y Teruel, o la que pasa por la Sierra del Maestrazgo, entre Teruel y Castellón.

Un recorrido, por tanto, poliédrico y apto para visitantes de posibilidades viajeras y gustos muy diversos, que permite recorrer una amplia parte de la geografía peninsular de la mano de uno de los personajes que han marcado su literatura y su historia.


www.caminodelcid.org