Público
Público

El Patio Maravillas convoca una protesta contra las redadas racistas en Madrid

La manifestación, convocada tras la detención de dos activistas durante una identificación policial, tendrá lugar a las 20 horas en la Plaza de Callao

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Patio Maravillas, un espacio autogestionado situado en el centro de Madrid, ha convocado una protesta en contra de las redadas racistas que tendrá lugar esta tarde en la Plaza de Callao. La iniciativa surgió a raíz de la detención de dos activistas por asistir a un compañero que estaba siendo identificado por efectivos de la Policía Nacional.

El colectivo cree que la acción fue 'manifiestamente racista', pues los agentes sólo tuvieron en consideración 'el color de su piel', según indicó una portavoz en rueda de prensa (vídeo). Los hechos sucedieron el pasado jueves, cuando dos policías de paisano abordaron a un joven que había salido del centro social y le pidieron los papeles.

Entonces, varias personas que se encontraban en el interior del inmueble acudieron al lugar para interesarse por el motivo de la identificación. 'En ese momento, detuvieron a Esther sin mediar palabra', explica a Público Lucía, miembro del Patio Maravillas, quien critica el 'absurdo dispositivo' desplegado por las fuerzas de seguridad. Ella sería arrestada un día después cuando se dirigía al centro social a celebrar, precisamente, la puesta en libertad de la primera.

'Esto es algo que lleva pasando años en Madrid, pero no quieren que lo veamos. Si un ciudadano presencia de manera activa una identificación racista, es identificado o, como ha ocurrido ahora, detenido', apunta la joven, que fue retenida durante la noche en la comisaría de la calle Leganitos y fue trasladada al día siguiente a los juzgados de Plaza de Castilla para pasar a disposición judicial, lo mismo que había sucedido con Esther. Ambas fueron acusadas por la Policía de atentado contra la autoridad, resistencia y desobediencia.

Mientras las activistas rechazan haber cometido ningún delito y aseguran que 'la situación antes de la detención era tranquila', el atestado policial indica que los agentes 'percibieron un intenso olor a marihuana y la presencia de un varón conocido por ser un vendedor de sustancias estupefacientes'. A continuación, según fuentes del cuerpo armado, se identificaron con sus placas y procedieron a su identificación, pero varias personas 'comenzaron a empujar y aprisionar a los actuantes, imposibilitando la identificación, por lo que se pidió ayuda'. 

Una de las jóvenes detenidas cree sin embargo que los policías 'se pusieron nerviosos' cuando vieron que el joven recibía el apoyo de sus compañeros. 'Les preguntamos por qué le estaban identificando y les dijimos que se trataba de un acto racista porque él simplemente era africano', añade Lucía, que niega que hubiese un 'conflicto' con los agentes. El informe de la Policía Nacional indica que 'dos mujeres dirigían y alteraban con sus gritos a la masa concentrada', por lo que procedieron a la detención de la primera en ese momento. Lucía sería arrestada el viernes en la calle Pizarro, cercana al Patio Maravillas.

Estos hechos han motivado la convocatoria de una manifestación contra las detenciones 'arbitrarias e ilegales', que tendrá lugar a las 20 horas en Callao bajo el lema Ni impunidad ni redadas racistas. 'Ésta tiene marco legal desde la presentación del Código Penal impulsado por Gallardón, que convertirá la violencia y el estado penal en ley', aseguran los portavoces del colectivo, que critican que las autoridades hayan convertido 'cuestiones políticas y sociales en problemas de orden público'. Otros grupos, como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, han mostrado su apoyo a las detenidas y animado a participar en la concentración.