Público
Público

El patrón del 'Alakrana': "Nos han maltratado"

Ricardo Blanch explica como llegó a temer por su vida y asegura que  este ha sido su "último viaje".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la emocionante llegada del Alakrana a las islas Seychelles, Ricardo Blanch, el patrón de la embarcación, ha mostrado sus sensaciones tras el reencuentro con sus familiares y ha evocado la tragedia sufrida en primera persona.

'Nos han maltratado', explicó Blanch a los periodistas que esperaban la llegada del barco en Puerto Victoria. Aseguró que a él le trataron aún peor que a los demás y que temió por su vida.

Junto a su hija Cristina, que viajó hasta las islas Seychelles para recibirle, Blach indicó que este momento constituía para él 'un sueño' y mostró su esperanza de que a partir de ahora los pesqueros españoles faenen con más seguridad. 'Este ha sido mi último viaje', aseguró, al confesar que va a jubilarse.

El patrón concretó que durante los 47 días de cautiverio hubo un momento crítico, cuando los piratas comenzaron a ametrallar la zona de proa, al tiempo que estimó que las pérdidas por el secuestro han sido 'cuantiosas'.

Autoridades españolas del Ministerio de Defensa y Medioambiente, así como el embajador español en Etiopía, Antonio Sánchez-Benedito, han recibido al Alakrana y han subrayado que todos los tripulantes se encuentran en buen estado de salud y han eludido hablar sobre la cifra del rescate.

El pesquero, que entró en el puerto entre ruidos de sirenas de los barcos allí amarrados, llegó a las 07.30 hora local (04.30 hora española) a Puerto Victoria, escoltado por la fragatas de combate Méndez Núñez y Canarias.

Después de que la tripulación cumpla el correspondiente descanso, el avión de las Fuerzas Aéreas Españolas llevará a los 16 marineros españoles y sus parientes que han viajado a las islas Seychelles de regreso a España, donde tienen previsto aterrizar el sábado.

El atunero vasco llegó a Puerto Victoria después de navegar durante tres días desde la zona del secuestro, frente a la costa de Somalia, donde fue apresado por piratas somalís el pasado 2 de octubre.