Público
Público

La patronal cree que el paro daña la economía

Díaz Ferrán recela del papel de los piquetes y el transporte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No niegan su carácter democrático, pero sí ponen en duda su oportunidad. Diversas patronales coinciden en señalar que celebrar una huelga general en estos momentos 'va a traer graves perjuicios económicos al tejido industrial del país', justo en estos momentos en los que muchos indicadores evidencian una moderada recuperación de la actividad económica.

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, explicó que él nunca avalará una huelga general por lo que supone para la actividad económica y el empleo, 'y menos en una situación de crisis especialmente crítica como la que vive España desde hace más de dos años'.

La CEOE pide a los sindicatos que respeten el derecho al trabajo

Otras voces del ámbito empresarial critican que las razones por las que los sindicatos convocan el paro 'están fuera del poder de negociación de los empresarios'. Pero al margen del impacto de la huelga en la coyuntura económica, los empresarios están también recelosos por la posible incidencia de los piquetes en el resultado del paro de hoy, así como por los servicios mínimos establecidos, especialmente en el sector del transporte.

Al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, le preocupa la actitud que hoy puedan mostrar los piquetes. 'Los piquetes ya no tienen nada de que informar y, por desgracia, se pueden convertir en grupos que pongan silicona en las cerraduras de los comercios, rompan lunas o pinchen ruedas', reconoció el lunes el líder de los empresarios.

El líder de la patronal cree que los servicios mínimos son insuficientes

Ayer, en la víspera de la huelga, volvió a sembrar la duda sobre el comportamiento de los piquetes: 'Cualquiera sabe perfectamente lo que hacen los piquetes informativos', señaló. Desde la patronal se asegura que su interés es velar porque el derecho al trabajo sea tan importante como el derecho a la huelga.

Más expeditivo, el presidente de la CEIM y de la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, aseguró ayer que un piquete informativo 'es un piquete coactivo para evitar la apertura de los establecimientos'. Fernández defendió que la Delegación del Gobierno saque a la calle las fuerzas del orden público para garantizar el derecho al trabajo.

En todo caso, si se dan situaciones de 'peligro' para las instalaciones y los bienes de las empresas, Díaz Ferrán animó a los empresarios a tomar las medidas que consideren 'más convenientes', incluso el cierre de los locales. Además, desde la CEOE se asegura que no dudarán en denunciar 'hasta donde permita la ley' las actuaciones violentas de los piquetes.

Díaz Ferrán también prestará especial atención a cómo afectarán al paro los servicios mínimos establecidos. La gran patronal asegura que sólo funcionará el 10% del transporte público. 'Es un mínimo insuficiente para garantizar el derecho al trabajo a los que no quieren secundar la convocatoria', aseguró el presidente de los empresarios.