Público
Público

La patronal europea de seguros recuerda a la CE que las aseguradoras no son bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La patronal europea del sector asegurador (CEA) ha recordado a la Comisión Europea (CE) la necesidad de diferenciar entre bancos y aseguradoras a la hora de hablar de tasas sobre actividades o transacciones financieras.

La CE abogó esta semana por la adopción de un impuesto sobre las actividades financieras en la Unión Europea (UE) en lugar de una tasa sobre las transacciones financieras que podrían suponer una deslocalización de éstas más allá de las fronteras comunitarias.

Las aseguradoras alegan que ellas no están en el origen de la reciente crisis económica, y por lo tanto no deben ser incluidas en la propuesta, cuya intención primera es que las instituciones con responsabilidad en el colapso contribuyan ahora a la consolidación fiscal.

Respecto a la pretensión de la CE de mejorar la estabilidad del sector financiero, al disuadir de adoptar decisiones de riesgo, las aseguradoras recuerdan también que su modelo se diferencia totalmente del de los bancos, ya que ellas trabajan con fondos estables y a largo plazo.

"La contribución de las aseguradoras a una economía estable y exitosa en Europa no debe ser dañada por culpa de un cruce de sectores inapropiado", se añade en un comunicado de CEA.

Con la presentación de un informe en el que analizó las ventajas y desventajas de los dos gravámenes, el Ejecutivo europeo contribuyó al debate planteado desde hace meses en el seno de la UE en torno a las opciones para aplicar nuevos gravámenes sobre el sector financiero.

En este documento, la CE afirma que la tasa sobre las actividades financieras europeas (que gravaría los beneficios y remuneraciones de cada banco) es "la mejor opción" y la más viable en caso de que sea adoptada de manera unilateral en la UE.

La Comisión apostó por introducir un impuesto que se centre en los beneficios y en las remuneraciones del sector financiero, de manera que se grave a las empresas y no a cada agente participante en una operación financiera, como sí sucedería en el caso de un impuesto sobre las transacciones.

El Ejecutivo europeo trasladará este informe a los Veintisiete en la próxima cumbre del Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas a finales de este mes, tras lo que la presentará al G-20 en su reunión de mediados de noviembre en Seul (Corea del Sur).