Publicado: 15.12.2014 12:39 |Actualizado: 15.12.2014 12:39

Patronal y sindicatos piden que la recuperación suponga beneficios para empresas y trabajadores

Tras firmar el acuerdo sobre el Programa Extraordinario de Activación han reclamado al Gobierno una reactivación del Estado de bienestar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los 'primeros espadas' de la patronal CEOE-Cepyme y los sindicatos CC.OO. y UGT han aprovechado la firma en el Palacio de la Moncloa del acuerdo sobre el Programa Extraordinario de Activación para el Empleo para pedir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que adopte medidas para que la recuperación económica que celebra el Ejecutivo se traduzca en una recuperación de la actividad y el bienestar perdidos por empresas y trabajadores durante la crisis.

Uno de los más directos ha sido el secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien, tras celebrar el acuerdo por cuanto "era una iniciativa imprescindible ante una situación insostenible", ha recordado que "la recuperación económica no va a llamar a la puerta de millones de trabajadores" y que, por tanto, la nueva ayuda debe completarse, por lo pronto, con la extensión del sistema de protección asistencial y con un mapa de prestaciones y subsidios que debería estar finalizado antes de que acabe de 2014", tal y como se comprometió este verano el Gobierno con los agentes sociales.

"Que nadie piense que este acuerdo agota el diálogo social, ni mucho menos", ha insistido, para acabar de poner sobre la mesa otras medidas que, a su juicio, debería acometer el Gobierno, ahora que llega la recuperación, como el aumento del salario mínimo interprofesional (SMI), la mejora en el tratamiento de los empleados públicos y todo lo relacionado con la necesidad de estrategias de reindustrialización".

En la misma línea, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha señalado con cierta ironía que "después de años de sequía es cuando más se valora la lluvia, por lo que es de valorar el acuerdo". No obstante, ha matizado que "no es una ayuda, sino fundamentalmente un acuerdo para facilitar las condiciones de acceso efectivo a un empleo a los que peor lo están pasando".

Toxo: "Después de años de sequía es cuando más se valora la lluvia"  Y dicho esto, Toxo también ha llamado a la acción al Gobierno: "Aquí no acaba la agenda". "Hemos dejado atrás la recesión, pero salir de la crisis es recuperar los estándares de bienestar y para esto queda un largo trecho que requiere el esfuerzo conjunto de todos los actores. Esta es una primera medida", ha añadido el secretario general de CC.OO.

Para el líder de CC.OO., es necesario que se "confirmen" los compromisos adquiridos en verano en el marco del Programa Extaordinario de Activación para el Empleo "porque las necesidades son muchas".

Además, Toxo ha reiterado la necesidad de establecer una renta mínima que permita "sobrevivir a los que aún no han tenido un primer empleo" que no se beneficiarán de la ayuda suscrita este lunes, de mejorar la situación de los empleados públicos y de "poder llegar a un acuerdo" con el Gobierno antes de que acabe el año sobre cómo quedará el SMI en 2015.

Rosell: "España empieza a ir en una duración bastante correcta" Por su parte, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha señalado que los datos de ocupación son "muy esperanzadores" y que España "empieza a ir en una duración bastante correcta". Si bien, ha remarcado que "ahora se pueden hacer cosas que antes no se podían", ya que la economía está creciendo, se está reduciendo el déficit y la primera de riesgo se sitúa por debajo de los 100 puntos básicos, con el consiguiente ahorro en la financiación del Estado.

"Todo eso da la posibilidad de hacer más cosas", ha señalado, para apostillar que "desde el mundo empresarial se ve con agrado este programa de activación, con el que se ganarán casi 10 puntos de cobertura a los desempleados, pero no hay que olvidarse de que en itinerario (que deben cumplir los desempleados) debe existir la formación", un ámbito del que los empresarios se han visto desplazados recientemente en favor de la libre concurrencia.

Dicho esto, Rosell ha señalado que "mucha gente aún está en situación de grave emergencia (parados y sin ingresos) y este acuerdo es una pequeña reacción a esta situación". "Deberíamos hacer más y mejor lo que estamos haciendo", ha remachado.

Por su parte, el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, ha dicho que este acuerdo, "un obligado compromiso de solidaridad", pone de manifiesto el "buen funcionamiento" del diálogo social. En su opinión, esto es una buena noticia ya que "es probable que no sea la última vez que se firme un acuerdo de estas características, dado que la salida de la crisis será lenta y compleja".