Público
Público

Patronal y sindicatos rompen la negociación colectiva para 2009

No hubo acuerdo en una subida salarial media del 2%. Se prevé más conflictividad laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Era la crónica de una muerte anunciada. Sindicatos y patronal abandonaron este viernes cualquier pretensión de cerrar el Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) para este año. Sus irreconciliables posturas sobre la determinación de salarios han puesto fin a un pacto que se había firmado en siete ocasiones consecutivas y que era una referencia en toda Europa. Para no hacer más dramática la desa-venencia, fuentes de la negociación señalaban que la ruptura era 'por el momento', pero no se espera retomar las conversaciones del ANC.

La clave ha estado en si se tomaba como referencia para la subida salarial el objetivo de inflación que estipula el Banco Central Europeo (BCE) para 2009, es decir, el 2%. Los empresarios creen que esta cifra estará muy por encima de la inflación real a final de año, ya que las previsiones del Gobierno y los expertos han situado el IPC por debajo del 1%. La propuesta final de CEOE ha sido que la subida salarial se moviera en una banda entre el 0% y el 2%, dependiendo del caso. Los sindicatos no han aceptado esta horquilla porque el pacto debe ser un acuerdo marco que sirva para todos los convenios y dicen que no se puede generalizar la crisis, ya que hay sectores que no tendrán pérdidas en esta coyuntura. La parte sindical ha ofrecido flexibilidad en otros puntos, como cláusulas de descuelgue, es decir que la empresa que esté en apuros no suba los salarios.

Tanto CCOO como UGT han recordado en varias ocasiones que en la época de altos beneficios, los trabajadores no pidieron subidas más altas de las estipuladas por el convenio.

También los sindicatos se han mostrado inflexibles en su reivindicación salarial al recordar que, desde que se firmó el primer ANC, la inflación real siempre ha superado al objetivo previsto en el acuerdo, con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores que no estuvieran cubiertos por una cláusula de salvaguarda, la que se activa para cubrir la diferencia entre el IPC previstoy el real.

Sector por sector

Una vez descartado un acuerdo para fijar un marco de referencia para los convenios colectivos, los sindicatos convocarán a sus organizaciones sectoriales y territoriales para darles las principales directrices con las que negociar bilateralmente. Aunque hoy mismo se concretarán estos puntos, ayer los sindicatos adelantaban que seguirán exigiendo una subida salarialdel 2% de media.

Dentro de la propia patronal las posturas han estado enfrentadas sobre la adopción del pacto. Muchas empresas entienden que la falta de un acuerdo elevará la conflictividad laboral, ya que cada comité de empresa deberá negociar sus condiciones, y esto supondrá un alto coste. Los sindicatos también son conscientes de esta posibilidad y, para ir caldeando el ambiente, están convocando varias movilizaciones en diferentes comunidades autónomas para defender las condiciones laborales actuales. El 14 de mayo en Madrid tendrá lugar una movilización nacional.

 

El Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) es un texto que sirve de referencia para que empresas y trabajadores negocien sus condiciones laborales bilateralmente. No es vinculante. El marco contiene el modelo de determinación salarial que supone la revisión automática del sueldo en función del IPC previsto, así como de la productividad. También contempla la posibilidad de dos cláusulas muy importantes: la de salvaguarda (en la que empresa y trabajadores fijan un límite en el IPC real por encima del cual se compensa por la diferencia a los asalariados) y la cláusula de descuelgue. Esta última supone que, si la empresa tiene problemas económicos puede no cumplir con la subida pactada. De puertas adentro, los sindicatos han dicho a los empresarios que serán más flexibles con estas cláusulas y en estudiar los casos particulares en los que haya que intercambiar salarios por empleo. Pero el ANC también contempla otros puntos, como los relacionados con la Salud e Higiene en el trabajo o la incorporación de los planes de igualdad en el entorno laboral. El acuerdo del pasado año introdujo novedades sobre el acoso laboral y también se han ido incorporando las directrices de la Ley de Igualdad sobre permisos de lactancia, paternidad, diferencia de sueldos, etc... Aunque las empresas tienen siempre que cumplir la Ley, la falta de este marco de referencia puede frenar los avances en estos terrenos.