Público
Público

Patrones cerebro pueden ser señales de riesgo enfermedad mental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kate Kelland

Científicos británicos creen haberhallado patrones específicos de la actividad cerebral en niñosy jóvenes que podrían ser señales o "marcadores" de la futuraaparición de enfermedades mentales como esquizofrenia.

Investigadores de la Nottingham University, que presentaronsu estudio en el Foro de Neurociencia Europea en Amsterdam,dijeron que los patrones sugieren que en el futuro se podríaidentificar a las personas en riesgo de enfermarse antes de quedesarrollen los síntomas.

"Si podemos detectar a las personas que están en un riesgoparticularmente alto de sufrir esquizofrenia, quizás usandomarcadores neurocognitivos, podríamos reducir ese riesgo yayudarlos a funcionar mejor", dijo la doctora Maddie Groom, quetrabajó en el estudio y habló con periodistas en Londres.

"Si les damos un mejor comienzo, podrían enfrentar laenfermedad de una forma más positiva y no enfermarse tanto",agregó.

Cientos de millones de personas en todo el mundo sufrenenfermedades mentales, neurológicas y actitudinales, comoesquizofrenia, trastorno por déficit de atención conhiperactividad (TDAH), depresión, epilepsia y demencia.

Muchos de los que desarrollan este tipo de problemas tienenantecedentes de conducta que se remontan a la infancia, perolos expertos dicen que en esa etapa es muy difícil detectarlos,porque las diferencias son extremadamente sutiles.

En un estudio, Groom y su equipo investigaron a hijos sanosde personas con esquizofrenia que tenían un riesgo levementemayor de desarrollar la enfermedad en comparación con lapoblación general.

Usando imágenes del cerebro para leer sus niveles deactividad, los científicos pidieron a los niños que usen unjuego de computadora en el que debían responder rápidamente oresistirse a reaccionar.

"Al medir la actividad cerebral de los hijos de personascon esquizofrenia, ésta se redujo en el momento en que debíanprestar atención al estímulo y cuando debían inhibir surespuesta", explicó Groom.

Esto, dijo, sugirió que las sutiles diferencias podríanactuar como un marcador del riesgo de la enfermedad.

En un segundo estudio, el equipo comparó la actividadcerebral de niños con TDAH, un desorden mental que afecta aentre el 8 y el 12 por ciento de los niños y al 4 por ciento delos adultos en todo el mundo.

Los investigadores les indicaron el mismo juego dereacciones rápidas en varias situaciones, incluyendo cuando losniños estaban tomando su medicación, Ritalin, y cuando no, yluego usaron un sistema adicional de recompensas y castigos.

Los resultados mostraron que los niños que tomaban elmedicamento y los que recibían incentivos tenían un mejorrendimiento que aquellos que no usaban el fármaco y no obteníanninguna recompensa.

Según Groom, esto sugiere que los médicos podrían hallarnuevas alternativas para tratar a los niños con TDAH usando unacombinación de estrategias conductuales con medicamentos.