Público
Público

Patxi López dice que Euskadi es un "oasis" en la "bronca" política española

El lehendakari insiste en el "blindaje" de su pacto con el PP vasco y pide a Rajoy que deje de "buscar el conflicto permanente".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lehendakari, Patxi López, opina que Euskadi ha pasado de ser un lugar que 'exportaba crispación' a convertirse en el 'oasis frente a la bronca de la política española', y tras insistir en el 'blindaje' de su pacto con el PP vasco, pide a Mariano Rajoy que deje de 'buscar el conflicto permanente'.

Estas son algunas de las reflexiones que se recogen en las entrevistas que hoy publican varios diarios con motivo de los cien días de la llegada de López al Gobierno vasco gracias a un 'pacto de bases' con el PP que dirige Antonio Basagoiti, con quien López dice tener 'buena sintonía'.

El primer lehendakari socialista reitera la importancia de su acuerdo con el PP para 'asentar un nuevo tiempo en Euskadi' y se muestra convencido de que la 'bronca' entre el PSOE y el PP a nivel nacional no les afectará: 'queremos preservar el entendimiento porque es mucho más importante lo que estamos haciendo'.

Sin embargo, López acusa a Rajoy de 'estar jugando a deslegitimar todas las instituciones democráticas', algo que dice 'no es de recibo', y opina que 'sería bueno' que tomara ejemplo de Basagoiti.

El lehendakari reconoce que le hubiera gustado hacer más en estos 100 primeros días, pero dice estar 'razonablemente satisfecho' e indica que tres son los objetivos de su gobierno: 'lucha contra ETA y deslegitimación de la violencia, lucha contra la crisis e intentar mejorar el bienestar social'.

Insiste en recordarle a ETA que sólo le queda un destino, 'desaparecer', porque 'no va a conseguir nunca nada, ni con la violencia ni dejando la violencia', y pide unidad entre los demócratas para deslegitimar la violencia.

También insiste en que al abertzalismo radical 'sólo le queda ya un camino, que no es sólo el de la condena, sino el de la ruptura definitiva con ETA'.

Respecto a la política de 'tolerancia cero' para evitar espacios de impunidad en la calle a la simbología pro etarra, López opina que desde el Gobierno vasco no se está cercenando la libertad de expresión, sino que se está 'impidiendo la apología del terrorismo', e insiste en que no van a 'bajar la guardia, ni un minuto' en evitar que los espacios públicos sean 'para quienes hacen apología de la violencia'.

En el ámbito económico reconoce que ha recibido del anterior gobierno de Ibarretxe unos presupuestos gastados en un 70%, lo que ha obligado a su Gobierno a reestructurar las cuentas para obtener recursos, y dice que el próximo Presupuesto será 'austero pero suficiente'.

Se muestra convencido de que en materia presupuestaria llegarán a una cuerdo con el PP y luego, dice, ya verá 'lo que dice el PNV'.

Respecto a su relación con el partido que dirige Iñigo Urkullu, López reconoce que atisba 'indicios de oposición constructiva' aunque dice que 'recela' de sus 'intenciones reales' respecto al acuerdo de estabilidad presentado por esta formación.

También dice que ha hablado con el dirigente nacionalista 'menos de lo que debiera', algo que va a corregir.

Asegura que no tiene intención de subir los impuestos y que espera que sea suficiente con aumentar el endeudamiento los 2,5 puntos que permite la Ley de Coordinación Presupuestaria.

López también dice que todo lo que tiene que ver con el euskera debe ser tratado con 'dosis de racionalidad' y no utilizarlo para 'generar rechazo', y por ejemplo dice que 'no se sancionará a los que no rotulen en euskara'.