Público
Público

Patxi López pide al PNV que deje las "amenazas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato socialista Patxi López defendió el martes su legitimidad para aspirar a ser lehendakari y denunció el discurso del miedo que en su opinión se ha venido haciendo desde algunos sectores del Partido Nacionalista Vasco, a quienes pidió más talante democrático para asumir que el País Vasco no es suyo.

"Ya vale de amenazas como si una profecía bíblica nos dijera que el PNV tiene que estar en el gobierno sí o sí", declaró el líder del PSE en su primera comparecencia pública tras las elecciones del domingo.

"Que el PNV asuma de una vez que es un partido más, que no es ni el régimen ni la religión de Euskadi, y a veces estará en el Gobierno y a veces en la oposición, y no pasa absolutamente nada, esa es la grandeza de la democracia", añadió.

Al mismo tiempo, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió a los nacionalistas que dejen "las palabras gruesas".

"Hay que tener un 'fair-play' y un saber estar a la hora de asumir los procesos de pérdida de responsabilidad en un gobierno", manifestó en una rueda de prensa con motivo de la visita del presidente ruso, Dimitry Medvedev.

"Es mejor dejar atrás las palabras gruesas, que no llevan a más que tener que desdecirse de ellas".

38 -, desplazando por primera vez las opciones soberanistas.

que podrían ser 25 -, para asegurar que la ciudadanía vasca "ha enterrado para siempre el frentismo", "ha cerrado un ciclo y ha abierto la puerta a un nuevo tiempo político en Euskadi".

"Es muy grave jugar ... con la legitimidad democrática de un país y le pido al PNV que no siga haciéndolo", declaró, y que llegó a hablar de "pataleta" de los peneuvistas. "No acepto ninguna amenaza de otro partido porque el país no es suyo y las cosas se pueden hacer de otra manera y hacerlas mejor".

López aseguró que un gobierno con un lehendakari socialista sería estable, sumaría voluntades y resolvería los problemas de la región. El candidato del PSE adelantó que podría dirigir un ejecutivo en solitario que buscara acuerdos puntuales con el resto de fuerzas políticas.

EL PNV NO "SACRIFICARÁ" A IBARRETXE

que sacó 13 escaños - tendrá que hacerlo a un alto precio, porque los populares no se ofrecen "de forma gratuita" y provocaría inestabilidad institucional, en el Gobierno alavés o en el de algunos municipios.

En una entrevista en Radio Euskadi, Urkullu consideró que "el planteamiento que ha tenido el PSE y el PP del cambio, sin ningún contenido, que buscaba el castigo a (el lehendakari, Juan José) Ibarretxe, no se ha visto refrendado por la sociedad vasca". Por este motivo, aseguró que no renuncia "a que el lehendakari sea el lehendakari del PNV, la fuerza más votada".

Preguntado sobre los argumentos que planteará ante el PSE para que desista de presentar a su candidato, Urkullu dijo que uno de ellos será que "su discurso del cambio no ha tenido ningún éxito en las elecciones del domingo pasado, que es un discurso frentista el que pudiera estar ocultando de manera interesada en la apoyatura del PP que no es a cambio de nada".

Además negó la posibilidad de "sacrificar a Ibarretxe" en caso de que los socialistas se lo pidieran, porque las elecciones del domingo avalaron claramente al candidato del PNV. "La sociedad vasca se ha expresado. El PNV no sacrifica nada", dijo a este respecto.