Público
Público

Paul Schrader ambienta en el Holocausto un drama de tintes psicológicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La historia de un payaso judío, superviviente de un campo de concentración nazi y sometido a terapia en un psiquiátrico emplazado en el desierto israelí, centra la trama de la película "Adam Resurrected", del estadounidense Paul Schrader y que ha sido proyectada hoy dentro del Festival de Valladolid

Basada en la novela de mismo nombre del escritor israelí Yoram Kaniuk, "Adam Resurrected" narra la vida de Adam Stein -encarnado por el actor Jeff Goldblum-, un exitoso payaso berlinés cuya fama y familia se desmorona en 1944 cuando es trasladado a un campo de exterminio nazi.

Allí se ve obligado a hacer de mascota del comandante nazi Klein, un perverso personaje interpretado por Willem Dafoe que cambia su forma de ver la vida después de asistir a un espectáculo circense.

La cinta, que concurre dentro de la sección oficial de la 54 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), acusa una importante carga de símbolos, elipsis y fases oníricas, y muestra un punto de vista diferente del holocausto judío, así como el maltrato al que fue sometido este pueblo durante la Segunda Guerra Mundial.

Muestra diferentes ejemplos de demencia en el psiquiátrico donde está internado Adam Stein: el Instituto Seizling, dirigido por un psiquiatra que utiliza tratamientos propios de la psicología de hace décadas para tratar de sanar a los enfermos, como es la estimulación de sus pacientes con mescalina o LSD, hoy drogas prohibidas.

Entre los internos se encuentra un hombre preso de su pasado y de los malos tiempos que tuvo que soportar su hija, una mujer que cree en la venida del Mesías, otra que siempre mantiene un brazo en alto para sujetar el cielo o un niño que se comporta como un perro y al que los cuidadores tratan como tal.

"Somos todos actores de un drama que tanto el dramaturgo como el director abandonaron hace tiempo", remarca el personaje Adam Stein en uno de los pasajes del filme ante sus compañeros de psiquiátrico.

Paul Schrader (Michigan, Estados Unidos, 1946) alcanzó su primer éxito con el guión original de "Yakuza" (1974), de Sidney Pollack, y a partir de ahí escribió los guiones de clásicos como "Taxi Driver" (1976), "Toro salvaje" (1980) y "La última tentación de Cristo" (1980), todas rodadas por Martin Scorsese.

Como director, ha firmado diecisiete largometrajes, entre los que se encuentran "American Gigolo" (1980), "El placer de los extraños" (1990), "El exorcista: el comienzo" (2005) o "The Walker" (2007).