Público
Público

Paulson y Bernanke informan al Congreso de EEUU sobre el rescate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, fueron el lunes al Capitolio para responder a las preguntas de los legisladores demócratas sobre cómo está funcionando el rescate financiero de 700.000 millones de dólares (en torno a medio billón de euros).

"Los líderes demócratas de la Cámara de Representantes han dejado claro al secretario Paulson y al presidente de la Fed Bernanke que deben actuar inmediatamente y hacer todo lo que puedan para ayudar a los estadounidenses a seguir en sus hogares", dijo tras la reunión la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi.

La reunión, a la que asistieron Pelosi y otros miembros importantes de la Cámara baja, se realizó después de que algunos demócratas instaran al gobierno del presidente George W. Bush a utilizar parte del dinero del programa de rescate de Wall Street para ayudar a las atribuladas empresas automovilísticas estadounidenses.

Pelosi señaló que los líderes demócratas habían instado también a Paulson a apoyar la propuesta de la presidenta de la Comisión Federal de Seguros de Depósitos, Sheila Bair, de destinar 24.000 millones de dólares para evitar cerca de 1,5 millones de ejecuciones hipotecarias.

Antes de la reunión, Pelosi esquivó la pregunta de un periodistas sobre si General Motors y otros fabricantes de automóviles del país podrían sobrevivir durante mucho tiempo sin ayuda. La legisladora dijo que el estado de la industria automovilística se discutiría con más detalle en otra reunión.

Se había previsto que el Gobierno llevara a cabo consultas con el Congreso sobre cómo se está gastando el rescate de 700.000 millones de dólares, aprobado el mes pasado.

El programa tenía como objetivo principal adquirir deudas tóxicas relacionadas con la crisis hipotecaria, pero la semana pasada Paulson redefinió su objetivo más hacia inyecciones directas de capital en bancos y a deudas relacionadas con el consumo.

El Tesoro está trabajando para repartir los primeros 350.000 millones de dólares de fondos de los contribuyentes.