Público
Público

El PCE oficializa su ruptura con la Constitución

Señala que tres décadas después de la aprobación de la Constitución "se han incumplido todos los títulos y artículos de derechos sociales, económicos, ambientales, y el recorte de las liberta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PCE, germen de Izquierda Unida (IU) y fuerza mayoritaria en la federación de izquierdas, ha tomado el 14 de abril de 2009 como pértiga para saltar definitivamente la barrera de la Transición. En su manifiesto conmemorativo del 78 aniversario de la proclamación de la II República, los comunistas expresan su convencimiento de que 'el camino sólo puede ser el de la ruptura del pacto constitucional'. El PCE 'se desvincula de la Constitución de 1978 y exige la apertura de un proceso constituyente por la Tercera República', dice el texto.

El manifiesto traza un silogismo que cabría resumir así: si, tres décadas después de promulgarse la Carta Magna, 'se han incumplido todos los títulos y artículos de derechos sociales, económicos, ambientales' y se ha producido un 'recorte de las libertades políticas', el pacto constitucional está roto de facto. El autor de la quiebra, 'el capital', que pretende que 'la crisis económica la paguen de nuevo los trabajadores' y sale ganando, según el PCE, con esta 'democracia de baja intensidad'. Los comunistas abogan por 'hacer cambios revolucionarios' y 'emprender, como ya han hecho otros países, el camino del socialismo del siglo XXI'. El manifiesto no señala ningún país como referente.

Con un guiño que evoca cómo las municipales de 1931 forzaron a Alfonso XIII a hacer las maletas, los comunistas dan por hecho que los ayuntamientos 'jugarán un papel fundamental en la lucha por la instauración de la República'. Para el PCE, la reivindicación republicana opera como'eje central' de su discurso, de ahí que valore la Red de Municipios por la III República como un 'movimiento político histórico'.

Bajo el título El 14 de abril el Partido Comunista de España por el socialismo y la III República, el manifiesto no ahorra reproches a la Monarquía como forma de Estado ajena a los postulados democráticos. Pero, ahora, el PCE pone el énfasis en que no basta con asegurar 'la elección democrática de la Jefatura del Estado'.

En declaraciones a Público, Julio Anguita, ex secretario general del PCE y fundador de IU,argumentó ayer que una República sin contenido no merece la pena: 'Hay que hablar menos de la bandera y del Himno de Riego y dedicar más tiempo a estudiar y a preparar las fuerzas' políticas del republicanismo de izquierdas.

Anguita, que apostató de la Constitución 'en 1990', no teme que su partido se vea tildado de incoherente por renegar de la misma norma que ayudó a parir. 'Nunca nos gustó la Transición', espeta. Y traza una promesa de incierto cumplimiento dadas sus circunstancias personales: 'Si volviese a un cargo público, prometería la Constitución añadiendo que lo hago por imperativo legal'.

Hoy, el histórico dirigente de IU esbozará en Madrid las líneas maestras del camino que, a su juicio, debe seguir la izquierda en pos de la República. Lo hará en una conferencia organizada por su partido en la Complutense y a la que asistirá Cayo Lara como presentador del acto.

Anguita asegura que primará su receta clásica 'Programa, programa, programa' sobre el colorido de los ataques al monarca. 'No pierdo ni diez segundos en hablar del rey', promete, al tiempo que enumera algunos de los pilares en que debería sustentarse una Tercera República: 'Respeto a los derechos humanos, paz, radicalidad democrática, austeridad...'. Y en esa austeridad se explaya: 'Sólo si se pasara un plumero por los gastos superfluos de las tres Administaciones del Estado nos ahorraríamos 3,5 billones de las antiguas pesetas'.