Público
Público

Los peces necesitaron dos años para superar el Prestige

Los investigadores analizaron, cinco meses después del accidente y durante tres años, la respuesta de una serie de biomarcadores en las poblaciones de gallo y de dragoncillo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los peces demersales, aquellos que habitan en los fondos marinos, empezaron a recuperarse del vertido del petrolero Prestige dos años después de la catástrofe sucedida en noviembre de 2002.

Así lo demuestra un estudio dirigido por Concha Martínez-Gómez, investigadora del Instituto Español de Oceanografía, y que se acaba de publicar en la revista Chemosphere, informa SINC.

Los investigadores analizaron, cinco meses después del accidente y durante tres años, la respuesta de una serie de biomarcadores de exposición a contaminación química en las poblaciones de gallo (Lepidorhombus boscii) y de dragoncillo (Callionymus lyra). 'A partir del segundo año, la respuesta de estos biomarcadores disminuyó significativamente, en la mayoría de las áreas estudiadas', explica Martínez.

Desafortunadamente, los investigadores no pudieron conocer si la situación era la misma que antes del accidente del petrolero porque no había estudios anteriores a 2002 en estas especies.

Los científicos realizaron más de 1.500 muestras de ambas especies a lo largo de toda la plataforma norte peninsular, desde Galicia al País Vasco, y en diferentes ambientes, desde los 70 a 400 metros de profundidad.

'Se eligieron estas especies porque los peces demersales son los que mejor reflejan la contaminación de los sedimentos marinos', expone la investigadora. Además, los científicos concluyen que el vertido del Prestige tuvo un impacto en los peces demersales tanto en las áreas costeras como en aguas profundas de la plataforma continental.