Público
Público

Pedraz descarta que ETA estuviera detrás de un secuestro en Alcobendas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha archivado las diligencias previas abiertas en septiembre del año pasado para investigar el intento de secuestro que sufrió un hombre en Alcobendas (Madrid), al descartar completamente que la banda terrorista ETA estuviera detrás de estos hechos.

Fuentes jurídicas han informado de que el magistrado ha acordado el archivo de esta causa después de recabar los informes elaborados por la Policía y la Guardia Civil en una investigación conjunta que trataba de determinar si los dos individuos que el 15 de septiembre de 2008 raptaron al hombre, de profesión jardinero, eran miembros de la organización terrorista.

El secuestrado, que en aquella fecha se encontraba de baja médica, explicó a las Fuerzas de Seguridad que fue abordado por dos individuos, que le confundieron con un concejal, y le obligaron a subir a un vehículo al tiempo que le encañonaban.

Tras identificarse como miembros de ETA y ya dentro del coche, los secuestradores comprobaron con una fotografía que la persona a la que habían retenido no era la que querían raptar, por lo que pasados unos minutos le obligaron a bajar del automóvil con la advertencia de que no avisara a las Fuerzas de Seguridad hasta pasado cierto tiempo.

Poco después, el hombre se encontró con una patrulla de la Guardia Civil y relató lo ocurrido a los agentes, que trataron de localizar el vehículo de tipo monovolumen, del que conocían la marca y el color, pero no la matrícula.

La Fuerzas de Seguridad dieron credibilidad al relato del jardinero e informaron sobre lo ocurrido al juez de guardia de la Audiencia Nacional, que esa semana era Pedraz, aunque fue su compañero Fernando Grande-Marlaska el que abrió diligencias ya que el primero estaba en Washington asistiendo a unas jornadas sobre terrorismo.

A los pocos días del rapto, Marlaska interrogó al secuestrado, al que otorgó la condición de testigo protegido.

Después de varios meses de investigación, finalmente se ha descartado el móvil terrorista, por lo que las actuaciones han quedado únicamente en manos del juzgado de Alcobendas, que desde ocurrieron estos hechos había sido informado de todas las actuaciones.