Público
Público

Pedro Fernández y Marco Antonio Solís cantan al amor, al desamor y a México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pedro Fernández y Marco Antonio Solís se unieron a la lista de estrellas mexicanas que se han presentado en Las Vegas durante la conmemoración del bicentenario de la independencia de México, con un concierto en el que cantaron al amor, al desamor y a su patria.

El concierto en Las Vegas y el organizado la pasada semana en el Gibson en Los Ángeles marcan el regreso de Fernández a escenarios de EEUU, de los que estuvo alejado durante seis años, y ocurre luego del éxito que ha alcanzado el culebrón "Hasta que el dinero nos separe", que protagoniza junto a la mexicana Itatí Cantoral.

Fernández, el primero en subir hoy al escenario del Mandalay Bay Events Center, conmemora también treinta años de carrera en los que ha cosechado éxitos que el público disfrutó, en un espectáculo en el demostró que, además de poseer una gran voz, es también un hombre-espectáculo.

Durante poco más de una hora presentó un concierto ameno, en el que hizo reír al público y bailó con sus rítmicos temas.

Incluso se animó a mover las caderas, a lo que sus seguidores respondieron con un aplauso.

El artista, que vestía de charro, con un conjunto blanco bordado en plateado, lazo rojo y capa negra con las iniciales de su nombre, interpretó temas que han sido éxito a lo largo de su carrera y que incluyeron "Dicen que los hombres no deben llorar" y "Qué será", luego de la cual saludó al público y les hizo una promesa que cumplió a cabalidad.

"Vamos a hacer hasta lo imposible porque pasen una noche inolvidable", dijo el intérprete, que estuvo acompañado por el mariachi Amigos de México.

Pese a que la conocida sala de espectáculos, que albergó los premios Grammy latinos y donde se celebrarán por los próximos tres años, no se llenó, el ánimo festivo y el calor de los mexicanos, que eran la mayoría del público, se hizo sentir toda la noche en cada rincón.

Además del concierto de Fernández y Solís, esta noche Las Vegas era sede además de la última presentación, de un total de cuatro, de Luis Miguel, así como del grupo Los Temerarios y de Shaila Dúrcal y Antonio Aguilar hijo como parte del festival de mariachis que hoy comenzó en esta famosa ciudad.

Fernández, que interpretó baladas y rancheras, entre ellas jocosos temas, continuó luego con "Celosa", "Ni con otro corazón", "Morenita" y la pieza que da título a su culebrón "Hasta que el dinero nos separe".

El cantante terminó su presentación con el tema "Amarte a la antigua" que da título a su nuevo disco, nominado a un Grammy como Mejor Álbum Ranchero y la composición como Mejor Canción, pero tuvo que volver por reclamos de sus fans, tras lo cual rindió tributo a México con un popurrí de clásicos que incluyó "Cielito Lindo".

Mientras que su compatriota, que también hizo alusión a las fiestas patrias, entró al escenario precedido por imágenes que se proyectaron en tres pantallas, de sus conciertos en Puerto Rico, España, Chile y EEUU, entre otros países y, al igual que Fernández, fue recibido entre vítores.

"Estamos festejando los doscientos años de independencia y los cien de la Revolución. Pásenla bien esta noche, se vale cantar, llorar, lo cual es muy difícil, y bailar", señaló Solís, que se acompañó en los temas por su guitarra y tocando los timbales, así como por una orquesta de veinte músicos y tres en el coro.

Entre los temas que formaron parte de su agenda estuvieron "Morenita", "Sigue sin mí", "Mi eterno amor secreto", "O me voy o te vas" y también recordó los éxitos de su época con el grupo Los Bukis con canciones como "Y ahora te vas" e incluyó "Vida de mi vida", de su nuevo disco "En total plenitud".

Entre el público que asistió al concierto estuvieron los premiados compositores Kike Santander y Edgardo Cortázar.

Las celebraciones con motivo de las fiestas patrias de México continúan hasta finales de septiembre en Las Vegas, adonde han viajado un gran número de mexicanos, tanto de EEUU como de México para asistir a los diversos conciertos y otras actividades que se llevan a cabo bajo el nombre de Viva.

Ruth E. Hernández Beltrán