Publicado: 03.11.2014 00:01 |Actualizado: 03.11.2014 00:01

Pedro Sánchez, visto por el PSOE: elogios, silencios y ambigüedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando hoy se cumplen cien días exactos desde que Pedro Sánchez fue elegido secretario general del PSOE en el 38 Congreso Extraordinario de julio, tras arrasar previamente en unas primarias entre los militantes del PSOE, el balance entre los propios dirigentes socialistas es positivo, aunque sin ser entusiasta.

Hay un sector ampliamente mayoritario en el partido que respalda y elogia sin reparos el nuevo rumbo que ha tomado el PSOE de la mano de Pedro Sánchez. Otro sector, más cercano a Eduardo Madina que, sin poner palos en las ruedas aparentemente, prefiere guardar silencio. Y, luego, está la ambigüedad de Andalucía y lo que pueda hacer o decidir Susana Díaz, con el poder que tiene en el partido.

La dirigente andaluza pasó esta semana por Madrid y, en contra de lo que algunos vaticinaban, estuvo políticamente correcta en todas sus intervenciones, y no dudo en asegurar que ni ha tutelado a Pedro Sánchez, ni hay ahora una relación de frialdad con el líder socialista. "Puedo tener muchos defectos, pero que sea fría no es uno de ellos", dijo.

Sin embargo, en el entorno de Ferraz hay dudas de a qué quiere jugar Susana Díaz, aunque los antiguos dirigentes y los nuevos, dan por hecho que Pedro Sánchez será el candidato del PSOE a las próximas elecciones generales en cualquier circunstancia que pueda darse en las elecciones de mayo.

Se le valora que ha traído aire fresco, sus decisiones contundentes en favor de la transparencia y contra la corrupción. Todo su entorno admite que es un trabajador nato, que se está dejando la piel y él mismo dice que está tranquilo, se siente respaldado y que trabaja con "luces largas".

En su contra, los varios patinazos ya conocidos, como pedir la supresión del Ministerio de Defensa o plantear los funerales de Estado para las víctimas de violencia de género —que ya intentó corregir—, o el último lío sobre si buscaba o no un pacto con el PP contra la corrupción.

Público ha pedido una opinión a destacados dirigentes del PSOE, en una o dos frases, sobre su valoración sobre estos cien días de Pedro Sánchez al frente del PSOE. Eduardo Madina declinó contestar, y otros dirigentes que le apoyaron en las primarias, optaron por el silencio y por la discreción. Estas son las respuestas recibidas.

José Luis Rodríguez Zapatero (ex secretario general del PSOE): "Pedro Sánchez está demostrando ser un líder cabal, capaz y ganador... y, sobre todo, buena gente".

Guillermo -Fernández Vara (ex presidente de la Junta de Extremadura): "Está siendo un secretario general coherente, ha marcado su línea y ha tomado la iniciativa".

Ximo Puig (secretario general del PSPV): "Ha iniciado un proceso de cambio que urge en la sociedad española con un liderazgo honesto y comprometido. Es un tiempo de grandes turbulencias, donde hace falta coraje y responsabilidad. Eso lo está imprimiendo Pedro Sánchez pasando de las palabras a los hechos. Aunque sólo son cien días y queda mucho por hacer".

Antonio Carmona (candidato a la Alcaldía de Madrid): "Entró como secretario general y, en sólo cien días, se ha convertido en un firme candidato a presidente del Gobierno. Ahora el PSOE navega con otro rumbo".

Emiliano García-Page (candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha): "Es un balance muy positivo y lo estamos notando, porque se está afianzando en la opinión pública con un estilo propio. Además, y aunque no es un libro distinto, porque es el libro del PSOE, el relato del PSOE de Pedro Sánchez significa un punto y aparte, un tiempo nuevo. No es un punto y seguido como ha ocurrido en otros cambios que ha habido otras veces en el partido".

José Blanco (ex ministro y ex vicesecretario general del PSOE): "Ha revitalizado al PSOE y le ha dado energía. Aunque los cambios son lentos, pero está situando a los socialistas en las condiciones para competir y ganar las elecciones. Hay pulsión de cambio".

César Luena (secretario de Organización del PSOE): "Estamos haciendo ideas, cercanías y determinación. Hacer más que decir, porque cambiar España es eso. Los ciudadanos quieren limpieza y regeneración total, buenos empleos y derechos sociales garantizados. Es el cambio posible que va a aglutinar en torno al PSOE a una mayoría social. En eso estamos trabajando".