Público
Público

Pedrosa logra el mejor tiempo en un final accidentado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Dani Pedrosa (Honda RC 212 V) logró el mejor tiempo en los entrenamientos oficiales del Gran Premio de la República Checa de MotoGP que se disputó en el circuito de Brno y que tuvo un final muy accidentado.

Pedrosa logró su tercera mejor clasificación de la temporada y la decimosexta de su carrera deportiva en MotoGP, mientras que sus más directos rivales, el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) y el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) acabaron por los suelos en los últimos minutos.

El italiano Marco Simoncelli (Honda RC 212 V) volvió a ser protagonista negativo de los entrenamientos al ser uno de los primeros en caerse durante la tanda oficial, aunque ello no le impidió regresar a su taller y continuar con la segunda moto el resto de la jornada.

Casi desde el principio el encargado de convertirse en referencia para el resto de sus rivales fue Jorge Lorenzo, quien marcó varios 1:57 y puso como tiempo a batir un 1:57.311 al que todos sus rivales se intentaron acercar, aunque este registro era todavía inferior al logrado durante las pruebas libres de la mañana por Dani Pedrosa.

Precisamente Pedrosa fue el primero en batir a Lorenzo y, además, rebajó el registro que consiguió durante la mañana al parar el crono en 1:57.161 cuando todavía quedaba media hora de pruebas.

Inusualmente, en los últimos veinte minutos de entrenamiento comenzó a verse en cabeza de la clasificación a pilotos no demasiado habituales en esas lides, como son los estadounidense Colin Edwards (Yamaha YZR M 1), que busca una moto para la próxima temporada, y su propio compañero de equipo, su compatriota Ben Spies, que llegó a situarse segundo, relegando a Jorge Lorenzo a la cuarta plaza y Valentino Rossi en la quinta.

Mayor fue la sorpresa al ver que Spies llegó a colocarse líder a poco más de un cuarto de hora del final con un registro de 1:57.140, instantes antes de que su compatriota Nicky Hayden se fuese por los suelos al perder adherencia su Ducati Desmosedici en el tren delantero en una de las curvas rápidas del trazado.

Las hostilidades no habían hecho más que comenzar y no tardó mucho Dani Pedrosa en reaccionar al conseguir ser el primero en romper la barrera del 1:57 con un buen registro de 1:56.967, que un giro después puso en 1:56.859, pero Jorge Lorenzo también iba con vuelta rápida en sus primeros parciales, aunque el tráfico en pista le impidió pasar de la segunda plaza si bien se quedó a seis milésimas.

El último cambio de neumático todavía no había llegado y fue a partir de ese momento cuando comenzó el verdadero baile de tiempos entre los pilotos más rápidos, con una actuación muy destacada del estadounidense Ben Spies, que logró un más que meritorio 1:56.846 sobre una de las Yamaha YZR M 1 de la escudería satélite de la marca nipona, la que dirige el francés Hervé Poncharal.

Héctor Barberá, que llegó al tramo final en la novena posición, sufrió una caída a menos de cuatro minutos del final que le dejó sin opciones de defender esta plaza, como tampoco a Jorge Lorenzo, que sufrió también un percance que dejó su moto encima de las defensas y le obligó a conformarse con la tercera plaza.

Fue un final verdaderamente espectacular ya que tras la caída de Lorenzo se produjo también la de Valentino Rossi en la curva de entrada a meta y el italiano, muy enfadado, se tuvo que conformar con la quinta plaza.

Sólo Pedrosa podía arrebatarle la primera plaza al estadounidense y lo consiguió con un registro de 1:56.508.

El español Álvaro Bautista (Suzuki GSV RR) sufrió una fuerte caída en los entrenamientos libres de este segundo día que le obligó a pasar un intenso reconocimiento médico en un hospital de Brno que le impidió disputar la tanda oficial, aunque probablemente dispute los entrenamientos libres del domingo y, en función del resultado, sea autorizado a participar en la carrera checa.