Público
Público

Pekín asegura que su enviado logró calmar los ánimos de Pyongyang

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno chino aseguró hoy que su consejero de Estado Dai Bingguo logró en su reciente visita a Pyongyang rebajar la tensión de Corea del Norte y recabar apoyo para la negociación con Corea del Sur.

Los días 8 y 9 de diciembre Dai estuvo de visita oficial en Corea del Norte, donde se reunió con el líder norcoreano, Kim Jong-il, en un intento de Pekín de calmar los ánimos en la zona tras el ataque a la isla surcoreana de Yeongpyeong el pasado 23 de noviembre.

"Las dos partes creen que las conversaciones a seis partes deben continuar y esforzarse para lograr la desnuclearización de la península (de Corea)", relató en rueda de prensa la portavoz de turno del Ministerio de Asuntos Exteriores, Jiang Yu.

China es el país anfitrión desde 2003 del diálogo para el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano en el que participan también las dos Coreas, EEUU, Rusia y Japón, conocido como las conversaciones a seis bandas, y paralizadas desde hace dos años.

El de Dai fue el primer encuentro de Kim Jong-il con un alto representante chino desde el ataque norcoreano a Yeonpyeong, que causó la muerte de dos militares y dos civiles surcoreanos, y que Pyongyang asegura que fue provocado por las maniobras militares surcoreanas en las cercanías de la isla, próxima a Corea del Norte.

"Las dos instancias acordaron que todas las partes deben ejercer calma y moderación, y mantener una actitud responsable para prevenir una escalada de tensión, jugando un papel positivo en la preservación de la paz y la estabilidad", aseguró la portavoz de la Cancillería china.

A su vez, Dai Bingguo también se encontró con el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, en Seúl el pasado 28 de noviembre, cinco días después de la agresión.

El viaje del enviado chino se produjo poco después de que los responsables de Asuntos Exteriores de EEUU, Corea del Sur y Japón pidieran un mayor compromiso de Pekín para presionar a su aliado y evitar futuras provocaciones.