Público
Público

Pekín libera a algunos disidentes que mantenía bajo vigilancia por el Nobel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Algunos de los cientos de activistas que fueron detenidos para evitar que celebraran o acudieran a la ceremonia de entrega del Nobel de la Paz al disidente encarcelado Liu Xiaobo están siendo liberados, pero permanecen bajo vigilancia, informaron diversas fuentes.

"Todavía no es conveniente hablar con los medios sobre este asunto", señaló hoy a Efe en conversación telefónica el abogado del nobel Mo Shaoping, que pudo regresar a su domicilio el pasado sábado, al día siguiente de la entrega del premio en Oslo (Noruega).

No obstante, se desconoce la situación de la esposa de Liu, la poetisa y fotógrafa Liu Xia, en estricto arresto domiciliario e incomunicada en Pekín desde que el 8 de octubre se supo que su marido era el receptor del Nobel de la Paz 2010.

"No hemos podido mantener contacto con ella de momento", agregó Mo.

Las autoridades chinas han llevado a cabo la más feroz campaña de represión de disidentes y opositores desde los Juegos Olímpicos de 2008, con entre 150 y 200 detenidos, acosados o vigilados, y a algunos de ellos, como a los abogados de Liu o al artista Ai Weiwei, se les impidió salir del país para evitar que viajaran a Oslo.

Estas restricciones han empezado a levantarse para algunos de los afectados, informa la ONG Chinese Human Rights Defenders (CHRD), pero decenas de ellos continúan desaparecidos o bajo custodia, entre ellos Wang Lihong, Hua Ze, Fan Yafeng, Liu Di, Wang Zhongxia, Zhang Jiankang o Ma Xiaoming.

Entre los liberados se encuentra Zhang Zuhua, quien junto con Liu Xiaobo redactara el manifiesto político "Carta 08", por la que el segundo fue condenado en 2009 a once años de cárcel por "subvertir el poder del Estado".

La "Carta 08" pide una reforma política gradual y pacífica y la entrada en vigor de derechos recogidos en la Constitución china.

Zhang, que inició su activismo político junto con Liu en las manifestaciones estudiantiles de 1989, regresó a su domicilio pasado domingo, aunque sus líneas telefónicas y de internet continúan cortadas y la policía custodia el acceso a su vivienda, según CHRD.

El sábado regresaron a su casa el escritor Wang Jinbo, el activista Wang Debang, el profesor de la provincia de Shandong Sun Wenguang y el cantonés Xiao Yong, aunque éste último no ha recuperado bienes personales confiscados por la policía como su ordenador personal o su teléfono móvil.

La policía no presentó ninguna orden formal de arresto en estos casos ni ha dado explicaciones a las víctimas. A los que no se les permitió viajar les dijeron que se trataba de un problema de "seguridad nacional".

La ONG indica que otros activistas como Hu Shigen, Qin Yongmin, Yao Lifa o Li Zhiying regresaron a sus respectivos domicilios el domingo, entre otros.

Pekín, que sostiene que Liu Xiaobo, de 54 años, es un delincuente, ha acusado de "payasos" a los responsables del Instituto Nobel Noruego y de conspirar contra el sistema judicial chino a las decenas de países que han expresado su apoyo al nobel.