Público
Público

Pemex busca globalizar sus operaciones de la mano de la española Repsol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) busca globalizar sus operaciones de la mano de la española Repsol por medio de mayor influencia en su gestión y con el acceso a su tecnología, a su experiencia en producción, refinado y ventas de energéticos, de acuerdo con los planes de la compañía.

"La mayor participación en Repsol es parte de la estrategia en el ámbito internacional de Pemex, y representa una oportunidad para profundizar en una relación de más de 30 años", según un documento titulado "Contexto del Aumento de Participación de Pemex en Repsol", al que tuvo acceso hoy Efe.

En este texto, que adelantó recientemente el diario local "Jornada", Pemex señala que en su plan de negocios está contemplado "fortalecer la posición accionarial en Repsol con otros accionistas para la mejora de la gestión de la empresa y captura de nuevas oportunidades.

El plan alude a la reciente decisión de Pemex de elevar del 4,8 por ciento al 9,8 su participación en el capital de Repsol y unificar sus votos con la española Sacyr, así como promover cambios para "fomentar su crecimiento internacional rentable"

El documento precisa que una alianza con Repsol permitirá a Pemex "potenciar" las tecnologías de interpretación sísmica en proyectos de gran complejidad, entre estos en Chicontepec, en aguas profundas, entre otros.

Asimismo, prevé el intercambio de personal en campos de ambas empresas con características similares, y asegurar la participación de Repsol en los nuevos proyectos de exploración y producción gracias a contratos de riesgo compartido, conocidos en México como Contratos Integrales.

También se programa conocer y asimilar las tecnologías del sistema de refinado de Repsol, con capacidad de 800.000 barriles diarios, así como establecer sinergias en proyecto de cogeneración en la cadena de gas natural, y de diversas oportunidades de negocios.

Asimismo, la "posibilidad de materializar acuerdos comerciales en la región que favorezcan a ambas empresas, por ejemplo, un 'swap' (intercambio) de (productos) petrolíferos", indica el documento, que lleva fecha 1 de septiembre.

También contempla la posibilidad de acceso a fuentes adicionales de reservas y producción directa por medio de alianzas en proyectos internacionales en Colombia, en el Golfo de México y Brasil, entre otras.

Pemex prevé que la tecnología de Repsol le permita reducir sus costos en unos 105 millones de dólares anuales en diversas actividades de exploración, producción y comercialización.

Gracias a la alianza con Repsol aprovechará las sinergias en el refino de crudos mexicanos en sustitución de crudos rusos y en la producción y venta de diversos tipos de gasolinas.

La petrolera mexicana aseguró que el aumento en el capital de Repsol permite alinear su visión e intereses con otros accionistas, en este caso con la española Sacyr, además de fortalecer su posición como único accionista petrolero, y aclara que en caso de venta de estas acciones, "hay mayor posibilidad de capturar un premio".

Para esta operación, Pemex contempla desembolsar hasta 1.600 millones de dólares, unos 600 millones con recursos propios y 1.000 millones con una emisión de deuda, cuyo costo será cubierto en parte con dividendos en Repsol.

La participación en Repsol supone para la petrolera mexicana una gran oportunidad debido a que un proyecto en alguna empresa similar tendría una inversión de entre 10.000 y 30.000 millones de dólares, dice el texto.

Pemex recordó que otros objetivos estratégicos internacionales establecidos en su plan de negocios son comprar y construir activos en el continente americano para elevar su capacidad de procesamiento y capacidad de almacenamiento, principalmente en Estados Unidos.

La petrolera proyecta exportar crudo a la India y a China, para lo cual establecerá una oficina en Singapur y firmará acuerdos para la construcción de buques petroleros en astilleros coreanos.