Público
Público

Pemex cuenta ya con los recursos para adquirir un 5% adicional en Repsol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel, afirmó hoy en la capital mexicana que esa empresa cuenta ya con los recursos necesarios para adquirir el 5 % de participación adicional que busca en la petrolera española Repsol, por un monto total de unos 1.700 millones de dólares.

En una conferencia de prensa en la capital mexicana, el ejecutivo de Pemex manifestó que la compañía estatal financiará el 70 % de la operación con deuda -que colocó hoy mismo en los mercados- y el 30 % con recursos propios, lo que elevará su participación en Repsol de 4,81 a 9,81 %.

Además, el acuerdo de Pemex y la constructora española Sacyr Vallehermoso, por medio del cual ambas unirán sus votos en el seno del Consejo de Administración de Repsol, "es en el mejor interés de Repsol y de nosotros como accionistas", afirmó.

Suárez Coppel subrayó que Pemex y Sacyr, que juntas detentarán 29,8 % de Repsol -en el límite del 30 % que las obligaría a lanzar una oferta pública de adquisición (OPA)-, quieren "separar el cargo de presidente del consejo de la posición de director general" en la petrolera española.

Asimismo, aseguró que las dos empresas no han "discutido ningún cambio en la política de dividendos" de Repsol, y que Pemex no tiene "ningún interés" de aumentar su participación accionaria en la petrolera española en el futuro, más allá del 9,81 %.

La participación de 4,81 % en Repsol no le daba a Pemex "mucha influencia ni visibilidad en la toma de decisiones", y el acuerdo con Sacyr le brinda "mucha más posibilidad de participar en las decisiones estratégicas y de gobierno corporativo", explicó.

En este sentido, manifestó que Pemex podrá nombrar un miembro más, adicional al que ya tiene, en el Consejo de la petrolera española.

"Esta operación es respetuosa de todas las leyes y reglamentos que le atañen", y tanto Pemex como Sacyr buscan "estar alineados con todos los accionistas", ya que no se trata de un conflicto "de un grupo contra los otros", apuntó.

"Hemos sido muy cuidadosos con los aspectos legales" de la operación, por lo que ninguno de los socios ve "batallas legales" como consecuencia del pacto, dijo.

La dirección de Repsol, en voz de su presidente, Antonio Brufau, ha denominado la operación como un "asalto" a la petrolera por parte de los dos socios, y algunos grupos de accionistas minoritarios también han expresado su oposición a la alianza entre la constructora española y la paraestatal mexicana.

Adicionalmente, Suárez Coppel señaló que "bajo ninguna manera" Pemex y Sacyr van "a permitir que se tome una decisión" que suponga un "conflicto de interés", y que actuarán siempre "dentro de las mejores prácticas de gobierno corporativo internacional".

El director general de Pemex insistió en que la idea es "mantener a Repsol española, mejorar su gestión, gobierno corporativo y su relación con las empresas participadas".

Es importante asegurar que esa empresa mantenga "el rumbo de la estrategia donde más puede crear valor", lo que a juicio de la firma mexicana pasa por incrementar las tareas de "exploración" de crudo, debido a que ese sector es "el mayor creador de valor en una petrolera", expresó.

Pemex comprará el paquete accionario adicional a través de su filial PMI Holdings -compañía establecida en Holanda que se encarga de comercializar sus productos en el mercado internacional-, aunque el precio de la operación puede variar debido a que el valor de la acción de Repsol ha subido casi 9 % desde que se anunció el acuerdo.

Según Suárez Coppel, la operación en Repsol busca "dar valor a Pemex y a todos sus activos", y "aumentar la capacidad de ejecución, la tecnología y el conocimiento" que le permitan desarrollar sus recursos.