Público
Público

Penélope Cruz, el sinuoso camino de 'Jamón, Jamón' a Woody Allen

El volcánico personaje que el genio neoyorquino escribió para la actriz ha vuelto a obrar el milagro, compartiendo escena con Javier Bardem, con el que compartió reparto en su primera película

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Penélope Cruz logra por fin, con su segunda candidatura al Óscar, por Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen, lo que buscaba desde hace tiempo: conjugar el nivel interpretativo que había demostrado en Europa con el éxito comercial y crítico en Hollywood.

'Llevo 16 años trabajando en Europa y seis en Estados Unidos, y los personajes de aquí tienen otra profundidad, te exigen más. Espero encontrar algún día eso en Hollywood', decía hace tres años en la presentación de Volver. Ahora María Elena, el volcánico personaje que el genio neoyorquino escribió para Penélope Cruz (Madrid, 1974), ha sido la que ha obrado el milagro.

Vicky Cristina Barcelona, con Javier Bardem, Scarlett Johansson y Rebecca Hall, se vio por primera vez en el pasado Festival de Cannes, el mismo que había premiado a Penélope en 2006 -junto al resto del reparto femenino- por Volver y el que ella inauguró con Fanfan la Toulipe en 2003.

Pero Cruz, la actriz que acudió a su primer cásting tras ver Átame (1990), de Pedro Almodóvar, y despegó con su primera película Jamón, Jamón (1992), de Bigas Luna, comprobó que en Hollywood las cosas iban más despacio. Allí trabajó con grandes directores y siempre rodeada de estrellas, pero con papeles de escasa entidad en proyectos que se estrellaban sistemáticamente en taquilla. Empezó con Stephen Frears en Hi-Lo Country (1998), con Woody Harrelson y Billy Crudup, pero no funcionó, aunque los contratos publicitarios -y los romances estelares- reforzaron su popularidad.


Penélope Cruz, junto a Woody Allen, en el rodaje de Vicky Cristina Barcelona. EFE

Como actriz, en cambio, siguió sin despuntar pese a compartir cartel con Nicholas Cage -La mandolina del Capitán Corelli (2001)-, Johnny Depp -Blow (2001)-, Matt Damon -Todos los caballos bellos (2000)-, Charlize Theron -La cabeza en las nubes (2004)-, Halle Berry -Gothika- o repitiendo su papel de Abre los ojos (1997) cambiando a Eduardo Noriega por Tom Cruise en Vanilla Sky (2001). Así, Penélope, que estudió en la escuela de Cristina Rota y saltó a la fama por su aparición en un videoclip de Mecano, volvió a Europa en busca de lo que ella solía hacer en La niña de tus ojos (1998) o Todo sobre mi madre (1997): trabajar con los mejores directores, pero también en las mejores películas

Italia la acogió calurosamente con Non Ti Mouvere (2004), protagonizada y dirigida por Sergio Catellitto, por la que recuperó el favor crítico y ganó el David de Donatello del cine italiano. Y tras ella, cayó en brazos, de nuevo, de Almodóvar. Después del papel episódico en Carne trémula (1997) y verse eclipsada por Cecilia Roth en Todo sobre mi madre -el tercer Óscar del cine español, y el segundo para una película suya tras Belle Epoque (1992)-, el realizador manchego diseñó para su mayor gloria Volver, en donde la convirtió en una Anna Magnani del extrarradio madrileño y en la primera actriz española en optar al Óscar.

Según reconoció ella misma hace dos años con el premio Goya en la mano, desde ese momento la densidad dramática de los guiones que su agente recibía desde Hollywood empezó a aumentar. Así, Penélope Cruz fue elegida para encarnar a la Consuela carnal y vitalista que Philip Roth escribió en El animal moribundo y que para el cine se convirtió en Elegy, presentada en el Festival de Berlín y dirigida por Isabel Coixet. Ahora que disfruta del momento álgido de su prestigio internacional -ya acumula el premio de las asociaciones de críticos de Los Ángeles, Nueva York o de la National Board of Review-, a Penélope le avala su agenda para 2009.

En marzo estrena su cuarta colaboración con Almodóvar, la esperadísima Los abrazos rotos, y a partir de julio se le podrá oír a través de un personaje de animación en G-Force. Pero, sobre todo, promete consolidar su posición en Hollywood con Nine, el ambicioso musical de Rob Marshall en el que comparte créditos con Daniel Day Lewis, Nicole Kidman, Judi Dench y la mismísima Sofía Loren, y cuyo estreno se fecha en diciembre con vistas a los Óscar de 2010. a los Óscar de 2010.