Público
Público

El Pentágono asegura que ha tomado medidas para evitar nuevas filtraciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Departamento de Defensa de Estados Unidos condenó ayer la filtración de cables diplomáticos "obtenidos ilegalmente" por la página de Internet WikiLeaks y aseguró que ha tomado medidas para evitar que se repita un episodio así.

En un comunicado, el portavoz del Departamento de Defensa Bryan Whitman condenó "la revelación imprudente de informaciones clasificadas obtenidas de modo ilegal".

Se trata de la tercera filtración masiva de documentos secretos estadounidenses efectuada este año por WikiLeaks, que en junio divulgó cerca de 90.000 informes militares estadounidenses en Irak y el mes pasado publicó centenares de miles de documentos sobre la guerra en Afganistán.

A raíz de aquellas filtraciones, el secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, reclamó el 12 de agosto una investigación para determinar cómo los documentos pudieron llegar a manos de la organización.

En el comunicado, Whitman indica que algunas de las recomendaciones planteadas en la investigación ya han comenzado a ponerse en marcha.

Entre otras cosas, ya no será posible copiar en discos CD-ROM o memorias USB datos contenidos en los computadores del Pentágono integrados en redes protegidas, con el objeto de "reducir posibles riesgos de que un funcionario transfiera material clasificado a sistemas que no lo son", indicó Whitman.

Cuando sea imprescindible transferir los datos clasificados a sistemas no clasificados, se hará en presencia de dos personas, para impedir filtraciones indeseadas, agrega el comunicado.

Además, se comprobará cualquier uso "sospechoso, anormal o insólito" de los sistemas clasificados.

Se hará así más difícil, indica el portavoz, que una persona pueda hacer circular información fuera de los círculos autorizados.

El Pentágono sospecha que detrás de las filtraciones a WikiLeaks puede estar el analista de inteligencia Bradley Manning, de 22 años, detenido tras una filtración inicial a la organización.

Las autoridades creen que Manning se conectó a la red altamente protegida y clasificada Secret Internet Protocol Router Network (Siprnet), que provee acceso a correos electrónicos y al sistema de Internet clasificado del Pentágono a los militares que cuenten con la autorización adecuada, de acuerdo con las mismas fuentes.

Para poder acceder a estos sistemas, el personal autorizado necesita disponer de claves y pasar por otras medidas de control, como el acceso físico, para conectarse a sistemas específicos que proveen información clasificada en los niveles más altos.