Público
Público

El Pentágono cambiará su política hacia los gays

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército estadounidense dijo el martes que va a empezar a prepararse para una eventual derogación de su política de "no preguntes, no digas" que impide a los homosexuales admitir abiertamente su preferencia sexual, aunque aclaró que el cambio pedido por el presidente Barack Obama sería gradual.

El Pentágono se tomará por lo menos un año para actuar respecto al cambio, cargado de matices políticos.

Obama instó a una derogación del "no preguntes, no digas" durante su discurso del Estado de la Unión la semana pasada, en medio de los esfuerzos por aprobar su presupuesto en un Congreso escéptico, y a diez meses de las elecciones parlamentarias de noviembre.

Los activistas homosexuales mostraron su frustración el año pasado debido a que Obama no agilizó el cumplimiento de su promesa de revocar esta política. Gays y lesbianas apoyaron fuertemente a Obama durante su campaña presidencial de 2008.

El secretario de Defensa, Robert Gates, que en el pasado se ha mostrado cauto sobre una derogación rápida, dijo apoyar completamente la decisión de Obama. Además, anunció el nombramiento de dos asesores para empezar a revisar las medidas que el Ejército tendría que tomar para integrar abiertamente a los homosexuales.

"La pregunta ante nosotros no es si el Ejército se prepara para hacer este cambio, sino cómo nos preparamos mejor para él", dijo Gates a la Comisión de Servicios Armados del Senado. "Recibimos nuestras órdenes del comandante en jefe y nos estamos moviendo de acuerdo a ellas".

La política "no preguntes, no digas" fue promulgada en 1993 por el presidente demócrata Bill Clinton como un compromiso después de que el Ejército se mostrara contrario a sus llamamientos a abrir sus puertas a los homosexuales. Prohíbe a las personas abiertamente homosexuales servir en el Ejército y a los oficiales militares iniciar investigaciones sobre la orientación sexual cuando los soldados cumplen las normas.