Público
Público

¿Es peor abandonar la terapia hormonal que no comenzarla?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

Si está pensando en comenzaruna terapia hormonal para aliviar los sofocos de la menopausia,recuerde que podría sufrir aún más si la abandona, según losresultados de un estudio, que forma parte de la Iniciativa deSalud para la Mujer (WHI por su sigla en inglés).

"Las evidencias sugieren que al 25 por ciento o más de lasmujeres que empiezan a tomar hormonas les sería muy difícilsuspenderlas", dijo a Reuters Health la coautora MarciaStefanick, presidenta del comité ejecutivo de WHI.

Los investigadores indicaron al azar a más de 10.000 mujerespostmenopáusicas, a las que se les había realizado unahisterectomía (extirpación del útero), una terapia de estrógeno ouna píldora placebo sin hormonas. Todas las participantesinformaron los síntomas antes de la terapia y al año.

Las participantes respondieron encuestas antes y después desuspender las píldoras. Una de cada tres mujeres tenía síntomasmolestos al inicio del estudio y una menor cantidad de lasadultas mayores reportaron quejas.

Al año, las mujeres tratadas con estrógeno sintieron la mitadde los sofocos, un 40 por ciento menos sudores nocturnos y un 20por ciento menos sequedad vaginal que las tratadas con placebo.Además, la terapia activa elevó significativamente lasensibilidad mamaria, publicó Menopause.

Cuando el estudio finalizó, surgieron otros problemas. Un 7por ciento de las mujeres que no tenían sofocos antes de iniciarla terapia hormonal los sintieron tras suspenderla siete añosdespués, a diferencia de menos del 2 por ciento de las mujerestratadas con placebo.

Las usuarias de estrógeno sintieron también más dolor yrigidez articular después del estudio, ya sea que hubiesen tenidoo no esos síntomas al inicio de la investigación.

El estudio acompañó a otro análisis de la WHI que concluyóque una terapia combinada con estrógeno y progestina podríacausar más daño que beneficios en las mujeres postmenopáusicassin histerectomía.

Luego de suspender la terapia, cinco veces más mujerestratadas con hormonas se quejaron de los síntomas menopáusicosque el grupo tratado con placebo.

Además, las mujeres tratadas con hormonas desarrollaron máscánceres mamarios y sufrieron más infartos y otros problemasasociados con la obstrucción arterial.

Debido a ese ensayo, los médicos desalientan la terapiahormonal sólo para prevenir enfermedades crónicas. Los autoresseñalaron que el nuevo análisis respalda la recomendación de noindicar el tratamiento en mujeres sin síntomas menopáusicos. Laexcepción es la prevención de la osteoporosis.

Afortunadamente, como lo demuestran ambos ensayos de la WHI,los síntomas menopáusicos suelen disminuir sin ayudafarmacológica.

"Los sofocos habrían desaparecido entre tres y cinco añosdespués en una gran proporción de esas mujeres si nunca hubiesencomenzado a tomar las hormonas", dijo Stefanick.

FUENTE: Menopause, online 24 de mayo del 2010.