Público
Público

El peor mes de ventas de coches en 21 años

Segunda caída de matriculaciones tras el fin de las ayudas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Este pasado fue el peor mes de agosto de la historia para las ventas de coches. Ciudadanos y empresas adquirieron sólo 44.578 turismos, la segunda cifra más baja conocida desde, al menos 1989, cuando se inició el registro. Sólo existe un precedente menor, con 43.368 unidades vendidas en enero de 1993, cuando España estaba en plena recesión.

Concretamente, las matriculaciones retrocedieron el mes pasado un 23,8% respecto a agosto de 2009. Es el segundo mes de caída, después de que en junio finalizó el Plan 2000E de ayudas directas a la compra. El sector admite, pese a sus demandas, que no hay posibilidad de que el Gobierno las renueve porque se está apretando el cinturón para reducir el déficit público.

A ello se suman las elevadas cifras de paro y la negativa evolución del consumo privado, al que no ayuda el aumento del IVA. 'Los compradores potenciales aplazan su decisión de compra a la espera de aumentar sus ingresos', explican la asociación de fabricantes, Anfac, y de vendedores, Ganvam.

Hacía meses que los agentes del sector anunciaban la más que previsible caída. Pese a que en los ocho primeros meses del año el mercado experimentó un incremento del 22%, con un total de 730.906 matriculaciones, las previsiones para el segundo semestre son de un retroceso del 30%, con 164.000 unidades menos que en los últimos seis meses de 2009.

Ganvam prevé cerrar el año con un máximo de 950.000 ventas, un nivel similar al del año pasado. Para el presidente de la asociación, Juan Antonio Sánchez, será la 'segunda oleada de crisis de ventas'.

El descenso en agosto de las compras en el concesionario por parte de los ciudadanos fue del 37,3%. Por contra, el aumento del 17% en las adquisiciones de empresas no alquiladoras y de un 76,5% de las dedicadas a coches de alquiler no fue suficiente para aupar el mercado. Tanto Ganvam como Faconauto solicitaron una reunión con el Ministerio de Industria para tratar soluciones para revitalizar el sector.