Público
Público

"Lo peor que te puede pasar en la vida es que los hijos sufran", dice Juan Diego Botto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El actor español Juan Diego Botto dijo hoy en Toronto, donde presentó su último trabajo, "Todo lo que tú quieras" junto con el director Achero Mañas, que "lo peor que te puede pasar en la vida que es que los hijos sufran".

Botto, que en el filme interpreta a un padre que, a petición de su hija de cuatro años, también tiene que ejercer de madre después de la inesperada muerte de su esposa, reconoció en una entrevista con Efe que su reciente paternidad le ayudó a interpretar el papel.

"Perder un ser querido es muy doloroso. Perder a la madre de tu hija se me antoja de las cosas más dolorosas que te pueden ocurrir. Por ti y por ver sufrir tu hija, que es lo peor que te puede pasar en la vida que es que los hijos sufran", dijo el actor durante su asistencia al Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).

"Las formas que tiene un ser humano para superar un duelo siempre me han parecido asombrosas. Eso me conmueve. Yo acabo de ser padre, hace seis meses. Y me parece que este padre y esta hija se inventan una forma muy peculiar de superar el duelo, de mantener viva a la madre para poder despedirse de ella cuando pueden", añadió.

Preguntado sobre si su reciente paternidad le ayudó a actuar el papel de Leo en la cinta de Mañas, Botto responde que ese hecho le dio otro tono.

"Me hubiera gustado mucho el papel y creo que es una buena historia. Lo que no sé es si lo hubiera sabido interpretar igual. He tenido que hacer de asesino y nunca he asesinado a nadie. Sé que hay cosas que he entendido que no hubiera entendido si no tuviera una hija", explicó.

"Racionalmente pero no emocionalmente. Lo que significa pensar que mi hija pueda sufrir, lo podía haber entendido racionalmente, pero ahora es una cuestión de piel, si tienes hijos lo sabes", continuó.

Sobre su presencia en Toronto, Botto dijo que la experiencia había sido muy buena.

"Durante la presentación con público fue muy bonito porque nos sorprendió que nadie se fuera de la sala, que es poco habitual en los festivales. Y luego tuvimos un coloquio precioso", dijo.

El actor reveló que el día que tenía que hacer la prueba para que Achero Mañas decidiese si le adjudicaba o no el papel, estaba enfermo con 38,5 grados de fiebre.

"Le llamé y le pregunté si lo podíamos pasar al día siguiente. Y me dijo que no hacía falta que viniese porque tenía otro actor. Yo llevaba una semana preparándome la prueba y le dije que me esperase. Me encontraba fatal, hice la prueba y le gustó en el momento. Me dijo que lo iba a hacer yo", contó.

El actor también dijo que "disfruto mucho pudiendo trabajar en España, en Argentina de vez en cuando", aunque también está interesado en Hollywood.

"Importante es como para todos. Cuantos más mercados tienes abiertos más acceso tienes a distintos guiones y distintas posibilidades de distintas historias. En ese sentido es importante. Más allá de eso, la fantasía del sueño americano funciona como fantasía pero hay cosas que me llenan más", sostuvo.

"Ahora mismo, Hollywood se fija mucho en España. Tenemos una gran cantidad de talento que está siendo captado no sólo por EE.UU. sino en realidad por todo el mundo. No son sólo (Pedro) Almodóvar, Javier (Bardem) o Penélope (Cruz) los que están trabajando allí", añadió.

"Cuando Antonio Banderas se fue a Hollywood, era un peregrinaje durísimo. El abrió un camino que nadie había recorrido. Y ahora mismo la relación es muchísimo más fluida. Eso no quiere decir que sea fácil. Y el camino de Javier y Penélope no es la norma sino excepcional", terminó señalando el actor.