Público
Público

'Pepe el del Popular' desvelará "tramas y muchos secretos" a cambio de dinero

José Pérez Díaz tarda una semana en contratar a una representante y portavoz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pepe el del Popular, el banquero que en los años 90 huyó de Santander tras descubrirse que había montado en una sucursal una banca paralela, ha anunciado hoy que está dispuesto a desvelar 'muchos secretos' a cambio de dinero y ha invitado a la prensa a enviarle sus ofertas.

José Pérez Díaz ha tardado una semana en contratar a una representante y portavoz, Natalia Cárcaba, desde que la Audiencia de Cantabria declarara prescritos los delitos de falsedad continuada en documento mercantil, apropiación indebida y estafa que se le imputaban.

A través de ella, que se ha puesto en contacto con los medios de comunicación por correo electrónico, ha anunciado que cree que ya ha llegado el momento de contar su historia ante las llamadas que ha recibido de televisiones, radios y prensa escrita y que atenderá todas las propuestas que se le presenten.

Pepe el del popular advierte de que ya está estudiando las ofertas que ha recibido para la primera entrevista que va a conceder sabiendo que nunca será juzgado.

Cárcaba ha aclarado que Pérez Díaz cobrará a partir de ahora por todas sus entrevistas, aunque cuando concluya estas intervenciones públicas no descarta atender a algún medio de comunicación gratis, si lo considera interesante.

Pepe el del popular está dispuesto, 'siempre y cuando le parezca oportuno', a desvelar 'muchas tramas y secretos' que asegura han estado ocultas hasta hoy y que han permitido 'permanecer tranquilas' a muchas personas que formaron parte 'realmente activa e importante' en su caso y que a partir de ahora, avisa, perderán ese estado.

Se muestra dispuesto a hablar de las 'grandes debilidades de la banca'

También se muestra dispuesto a hablar de las 'grandes debilidades de la banca española', de sus viajes a España bajo otra identidad mientras estaba declarado prófugo de la justicia y de su vida en México, a donde huyó en 1991, cuando era director de la sucursal número 1 de Santander del Banco Popular, en donde se descubrió un agujero que la propia entidad cifró en 36 millones de euros.

En México, bajo la identidad falsa de Roberto García Gómez, se casó de nuevo y se dedicó a la venta de azulejos y material para baños hasta que fue detenido en marzo, cuando trataba de obtener un visado para Estados Unidos.