Público
Público

"Pequeño crimen", comedia simpática y mediterránea, cierra la sección oficial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

"Pequeño crimen", una comedia simpática y festiva en la atmósfera cálida y de azules y blancos de una isla del mar Egeo, ha cerrado hoy la sección oficial de la 30 Mostra de Valencia, que mañana decide su Palma de Oro en la gala de clausura y homenajea al cineasta siciliano Giuseppe Tornatore.

El director Christos Georgiou ha dado la nota de color en la sección oficial de la trigésima edición del certamen en la presentación de su último trabajo, "una historia sencilla porque la verdad de la vida también es sencilla", ha señalado.

El argumento se centra en Leonidas (Aris Servetalis), un joven policía que llega a una isla del mar Egeo buscando acción y grandes crímenes, pero se encuentra con una pequeña comunidad aburrida con dos nudistas escondidos y dos únicas atracciones: una joven que sale en un programa de televisión y una muerte sospechosa.

El cineasta ha explicado que la idea se inspira en un hecho cotidiano en todos los países: "las pequeñas comunidades siempre miran a las grandes y se pasan todo su tiempo mirándolas en la televisión".

Esa fascinación por el exterior que la pequeña isla vive describe también, según Georgiou, la ambición, un sentimiento que "está presente en todos los personajes, siempre buscando un lugar más grande donde llegar".

Sin embargo, en opinión del director, "la verdad del misterio (de la película) y de uno mismo tiene que ver con algo más simple, más cercano a nosotros, a nuestro hogar, a nuestras emociones y sensaciones".

Las sencillez de la historia, con un argumento con pocos recovecos, pero con un humor siempre presente, es reconocida por el director como parte de su forma de hacer cine y de su carácter frente a otras películas en grandes dimensiones.

"Estoy harto de esas películas de Hollywood de la mafia y crímenes en Nueva York en las que a partir de una huella digital se componen una súper complicada", ha declarado.

La localización de la película, que ha sido rodada en un entorno paradisiaco y pintoresco de casas blancas, acantilados, cuestas y burros paseando por las calles, ha sido elegida después de trabajar junto a los actores y viajar con su mujer "con la excusa de trabajar".

Sobre la isla, ha comentado que se dejó "absorber" por el ambiente y así trasladar a la película parte de su energía, aunque ha hecho hincapié en la belleza intrínseca del paisaje: "era como lanzar la cámara al aire y donde cayese ahí se grababa una encuadre precioso".

"Pequeño crimen" es la segunda película de Georgiou, nacido en Londres y de padres chipriotas, después de ganar en 2001 el Premio a la Mejor Película en el festival de Montreal con "Under the Stars".