Público
Público

Los 'pequeños' millonarios recuperan una vieja idea

Las voces que piden aportar un grano de arena no son grandes ricos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ya hace dos años, en Alemania surgió el debate sobre si los ricos debían pagar más impuestos. Era época de vacas muy flacas para la economía alemana. Una veintena de personas con altas rentas se lanzaron a firmar un manifiesto en el que abogaban por un tributo especial para patrimonios de más de 500.0000 euros. Ahora, varios millonarios han recuperado esa vieja idea.

Son casi el doble, unos 50, los que han vuelto a apoyar el citado manifiesto. Aunque no sería un impuesto por tiempo indefinido, sino hasta que las cuentas públicas se estabilizaran y se recuperara el equilibrio entre ingresos y gastos, el famoso déficit que trae de cabeza a las economías de la Europa periférica, incluida la española.

La propuesta que traslada al Gobierno de Angela Merkel el grupo de firmantes del manifiesto es que las rentas de más de 500.000 euros paguen un impuesto especial del 5%. Pero la idea sería que en dos años, cuando la situación mejorase, ese impuesto se limitara y bajara hasta el 1% de los ingresos.

Sin embargo, es curioso que las voces que ahora piden aportar su grano de arena en Alemania para aligerar el momento de crisis no son grandes ricos, como ha ocurrido en Francia, donde la petición se ha simbolizado en grandes fortunas como la dueña de L'Oreal, la poderosa Liliane Bettencourt. En el caso alemán, se trata de personas con un nivel de vida claramente acomodado, pero no lo que se llamaría un multimillonario. El debate vuelve a estar en el foco.