Público
Público

El perdón papal a un negador del Holocausto enoja a los judíos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La rehabilitación realizada por el Papa Benedicto XVI a cuatro obispos tradicionalistas podría sanar una molesta herida católica a expensas de abrir una más grande con los judíos, porque uno de los prelados niega el Holocausto.

Los cuatro obispos reincorporados durante el fin de semana a la Iglesia Católica lideran la ultraderechista Sociedad de San Pío X (SSPX), que posee alrededor de 600.000 miembros y rechaza las recientes modernizaciones de la doctrina y la oración católica.

Uno de ellos, Richard Williamson, nacido en Reino Unido, ha realizado una serie de declaraciones negando el alcance del Holocausto, aceptado por la mayoría de los principales historiadores.

En declaraciones en un programa sueco de televisión y ampliamente disponibles en Internet, Williamson aseguró el miércoles que "creo que no hubo cámaras de gas" y sostuvo que sólo hasta 300.000 judíos perecieron en los campos de concentración nazis, en lugar de 6 millones.

"Creo que la evidencia histórica está principalmente contra el hecho de que seis millones (de personas) fueran deliberadamente envenenadas con gas en cámaras de gas como una política deliberada de Adolf Hitler", sentenció.

Además de reincorporar a los excomulgados, lo que abrió muchos interrogantes, no hay dudas de que el hecho ha provocado lo que algunos califican como el mayor retroceso en las relaciones católico-judías en medio siglo.

El rabino David Rosen, responsable de los asuntos interreligiosos del Comité Judío Americano, dijo: "El extinto Papa Juan Pablo II calificó al antisemitismo como un pecado contra Dios y el hombre. La negación de documentación abrumadoramente detallada del Shoah (Holocausto), es del más descarado tipo de anti semitismo", arremetió.

"Al dar la bienvenida a una persona que niega el Holocausto a la Iglesia Católica sin ninguna retractación de su parte, el Vaticano se está burlando del conmovedor e impresionante repudio y condena del anti semitismo", lamentó Rosen.

Un portavoz del Vaticano dijo que, si bien los comentarios de Williamson están "abiertos a las críticas", éstas son "totalmente ajenas" al levantamiento de las excomuniones.

Sin embargo, los líderes judíos no aceptaron la explicación y cuestionaron al Vaticano por no emitir una declaración clara condenando a Williamson. Además, uno de ellos sostuvo en privado que el decreto representa "un clavo en el ataúd de 50 años de diálogo".