Público
Público

Pérez Molina encabeza resultados en Guatemala con casi el 20 por ciento del escrutinio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El general retirado Otto Pérez Molina, candidato presidencial del derechista Partido Patriota (PP), encabeza los resultados parciales de las elecciones generales del domingo en Guatemala, informó el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El organismo indicó en su segundo boletín de resultados oficiales preliminares que, escrutado el 19,44% de las 16.668 Juntas Receptoras de Votos, Pérez Molina logra el 31,51% de los votos, seguido por el abogado Manuel Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (Líder), con el 21,83%.

En tercer puesto figura el académico Eduardo Suger, del derechista partido Compromiso, Renovación y Orden (Creo), con el 13,58%.

De mantenerse esta tendencia, Pérez Molina y Baldizón se verían obligados a ir a una segunda ronda electoral que se celebraría el 6 de noviembre, por no haber logrado ningún candidato un 50 por ciento más un voto necesarios.

La presidenta del TSE, María Eugenia Villagrán, ha reconocido que el retraso en el cómputo de los resultados se debe, en parte, a que después del cierre de los colegios electorales, a las 18.00 hora local del domingo (00.00 GMT de hoy), todavía había mucha gente dentro de los centros esperando para emitir su sufragio.

Las autoridades electorales no anunciaron a qué hora darán su próximo informe de resultados parciales de los comicios.

Aunque el cómputo aún es bastante bajo, los analistas políticos dan por descontado que habrá una segunda vuelta por ver difícil que cambie la tendencia del voto que favorece a Pérez Molina.

En breves declaraciones a los periodistas, el militar retirado comentó que se sentía satisfecho con las votaciones porque, según los informes de su partido, sacará una buena ventaja sobre el candidato que se mantiene en segundo lugar.

Los guatemaltecos acudieron el domingo a las urnas para elegir a su nuevo presidente, vicepresidente, 158 diputados al Congreso, 20 al Parlamento Centroamericano y 333 alcaldes.

Las elecciones estuvieron marcadas por una masiva afluencia de votantes y sin que se registrasen incidentes de importancia que llegasen a empañar el proceso, según las autoridades y los observadores.

La principal queja que recibieron las misiones de observación electoral fueron denuncias de traslado de personas a los centros de votación con fines electoralistas y la supuesta compra de votos con entrega de regalos a los electores.