Público
Público

Periodistas españoles piden ayuda diplomática "rápida" para colegas retenidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) pidió asistencia diplomática "rápida" para tres periodistas españoles que fueron conducidos hoy a una comisaría en El Aaiún, en el Sáhara Occidental.

La Policía marroquí llevó hoy a una comisaría de El Aaiún Occidental a Angels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera, de la Cadena radiofónica SER, para tomarles declaración, informó a Efe Castellano.

Estos enviados especiales de la SER habían llegado la víspera a El Aaiún para informar de la situación generada en la zona después que el pasado lunes el Ejército y fuerzas policiales de Marruecos entraran por la fuerza en el campamento de Gdaim Izik, donde desde hace casi un mes miles de saharauis defienden sus derechos socio-económicos.

Nicolás Castellano relató que varios agentes de los cuerpos de seguridad marroquíes entraron en el hotel en que los tres informadores se encontraban para comunicarles que debían abandonarlo y acompañarles a las instalaciones policiales.

"Nos han hecho pagar la factura del hotel", señaló el periodista, y agregó que eso indica que los tres -Barceló, Cabrera y él mismo- probablemente serán expulsados de El Aaiún tras prestar declaración.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, declaró a Efe que la situación vivida hoy por los periodistas de la SER y los casos anteriores de reporteros españoles en El Aaiún "pone de manifiesto la ausencia de libertad de expresión".

El pasado día 5, dos periodistas españoles -Antonio Parreño, de Televisión Española (TVE), y Eduardo Marín, de la SER- fueron agredidos en una sala del Tribunal de Primera Instancia de Ain Sbaa (Casablanca), donde se hallaban para cubrir un juicio contra siete activistas saharauis.

Elsa González anunció que la FAPE está elaborando un informe sobre la situación de los periodistas españoles en la zona.

También, señaló, "evidencia" la incomodidad que provoca la presencia de los periodistas en esta zona en conflicto.

Según González, sólo se está ofreciendo un punto de vista, el de los medios estatales marroquíes, sobre lo que está ocurriendo en El Aaiún.