Público
Público

Las pernoctaciones hoteleras bajan el 0,6% en agosto y los precios suben 2,3%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros bajaron el 0,6 por ciento en agosto respecto al mismo mes de 2007 y alcanzaron los 37,9 millones, mientras que los precios subieron el 2,3%, según la encuesta de coyuntura turística hotelera del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Durante los ocho primeros meses del año se registraron 191,2 millones de pernoctaciones, el 1 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

En el mes de agosto se cubrieron el 71,9 por ciento de las plazas ofertadas, el 3,1 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior, y el grado de ocupación por plazas en fin de semana se situó en el 72,2 por ciento, con un descenso interanual del 6,4 por ciento.

Las pernoctaciones por viajeros residentes en España disminuyen el 2,5 por ciento, mientras que las de no residentes presentan un incremento del 1,1 por ciento en el pasado mes de agosto.

La estancia media crece el 0,2 por ciento en términos interanuales y se sitúa en el 3,8 las pernoctaciones por viajero.

Los viajeros procedentes de Alemania y Reino Unido, el mercado más importante, suponen entre ambos 10,7 millones de pernoctaciones en agosto, el 50,9 por ciento del total de las efectuadas por los no residentes.

El mercado alemán disminuyó el 1,9 por ciento en tasa interanual, mientras que el británico bajó el 6,4 por ciento.

Le siguen los viajeros de Italia (que descendieron el 4,9 por ciento en agosto), Francia (que subieron el 12,1 por ciento) y Holanda (que subieron el 8 por ciento).

El principal destino de los no residentes en España es Baleares, que representa el 39 por ciento del total nacional, aunque registró una caída en agosto del 0,1 por ciento respecto al mismo mes de 2007, seguido de las comunidades de Cataluña y Canarias.

Por su parte, Andalucía, con un aumento en las pernoctaciones del 0,2 por ciento, Comunidad Valenciana, con un descenso del 2,4 por ciento, y Cataluña, con una caída del 4,6 por ciento, fueron los destinos principales de los residentes en España.

Baleares es la comunidad con mayor grado de ocupación de plazas (88,7 por ciento), por delante de Canarias (79,9 por ciento) y Cataluña (76,4 por ciento).