Público
Público

Maltrato animal Un perro recibe cuatro tiros por defender a su dueño cuando entraron a robar en su casa

Ocurrió el pasado 21 de febrero en la ciudad de Des Moines (Estados Unidos). El animal se recupera de sus heridas después de haber sido operado gracias a una colecta ciudadana, ya que los dueños no podían pagar la cirugía.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 6

Rex convaleciente de sus heridas. | EP

Unos intrusos armados irrumpieron el pasado 21 de febrero en el domicilio de Javier Mercado en Des Moines (Estados Unidos), cuando estaba solo en casa junto con Rex, un pastor alemán de dos años de edad. Javier contó a varios medios de comunicación que miró por la ventana y se encontró con un coche aparcado enfrente que no llegó a reconocer. En ese momento, oyó cómo la puerta se abría cuando los intrusos rompieron la cerradura.

Javier decidió encerrarse en un armario de su habitación en el piso superior, pero Rex, su valiente perro, salió corriendo escaleras abajo, ladrando sin descanso para enfrentarse a los intrusos. Uno de ellos gritó "el perro me ha mordido, encárgate de él". Dispararon cuatro veces al animal. Al oírlo, Javier llamó a la policía para que viniera en su ayuda.

Según cuenta un tío de Mercado en GoFundMe, los delincuentes subieron al piso de arriba y revolvieron todas las habitaciones. Cuando llegaron a la habitación en la que Javier estaba escondido, el bravo animal subió las escaleras, aún sangrando profusamente por sus heridas, y se lanzó sobre los intrusos para defender a su amo, pero estaba tan herido que no pudo hacer nada.

Para cuando llegó la policía, los ladrones ya habían abandonado la casa. La buena noticia es que Rex, a pesar de haber recibido cuatro balazos en patas y cuello, estaba vivo, aunque grave, y necesitaba cirugía urgente.

La felicidad de saber que Rex vivía se tornó en preocupación por cómo pagar la operación que necesitaba, ya que no tenían dinero. Así que abrieron una cuenta en GoFundMe para poder recaudar el dinero suficiente para costear la intervención de Rex. Felizmente reunieron el dinero suficiente para que le operaran. Tuvo éxito la intervención y ya está en casa, recuperándose de sus heridas.