Público
Público

Personalidades británicas critican que se reciba al papa en visita de Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 50 personalidades británicas del mundo de la ciencia y las artes, entre ellas el actor Stephen Fry y los escritores Ken Follett o Philip Pullman, critican hoy duramente en una carta que el Reino Unido reciba al Papa en visita de Estado.

En la misiva publicada por el diario "The Guardian", los firmantes, como el filósofo Anthony Grayling, el científico Richard Dawkins o la política laborista baronesa Tessa Blackstone, argumentan que Benedicto XVI no merece el honor de ese tipo de visita, ya que, como líder religioso y jefe de Estado, "lidera un Estado y una organización que es responsable" de actividades condenables.

Entre ellas, citan "oponerse a la distribución de condones, con lo que se propician las familias numerosas en los países pobres y la propagación del sida; promover la segregación en la educación; negar el aborto incluso a las mujeres más vulnerables; oponerse a la igualdad de derechos para homosexuales, bisexuales y transexuales y no abordar los muchos casos de abusos de menores dentro de su propia organización".

Los signatarios reconocen que, como ciudadano europeo y líder de una religión con seguidores en el Reino Unido, el Papa tiene todo el derecho de entrar al país y viajar por él, pero no merece en cambio el honor de una visita de Estado, que le permitirá ser recibido por la reina Isabel II y reunirse con el jefe del Gobierno, David Cameron, entre otros actos oficiales.

Las personalidades que promueven la carta recuerdan además, como prueba del tipo de Estado que es el Vaticano, que éste se resiste a firmar importantes tratados de derechos humanos y, en cambio, ha suscrito sus propios concordatos con determinados Estados perjudicando los derechos humanos de sus ciudadanos.

"En cualquier caso -concluyen los firmantes-, tachamos la pretensión de que la Santa Sede sea un Estado y el Papa jefe del mismo como una ficción de conveniencia para amplificar la influencia internacional del Vaticano".

El papa Benedicto XVI llega el jueves al Reino Unido para realizar una visita de cuatro días pastoral y de Estado, en la que tiene previsto realizar 16 intervenciones públicas, entre discursos, homilías y saludos, además de proceder a la beatificación del cardenal John Newman y acudir a actos oficiales como la reunión con Isabel II.