Público
Público

El pescado "alimentaría" el cerebro de los varones adolescentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Los varones adolescentes quecomen pescado regularmente estarían cuidando su cerebro, segúnun estudio.

Un equipo de investigadores en Suecia halló que entre 5.000varones entrevistados, de 15 años, aquellos que consumíanpescado más de una vez por semana tendían a obtener resultadosmás altos en las pruebas de inteligencia tres años más tarde.

Los resultados, publicados en Acta Pediátrica, se suman alas evidencias disponibles de que el pescado alimentaríatambién al cerebro.

Investigadores estiman que los ácidos grasos omega-3presente en el pescado, en especial los grasos, como el salmón,la sardina o, en menor medida, el atún blanco, son importantespara el desarrollo temprano del cerebro y para mantener sufuncionamiento normal durante la vida.

Estudios previos habían determinado, por ejemplo, que loshijos de consumidoras regulares de pescado durante el embarazotendían a obtener mejores resultados en las pruebas deinteligencia que el resto.

Mientras que quienes habían consumido pescado durante todala vida tenían bajo riesgo de sufrir deterioro cognitivo.

El nuevo estudio sería el primero que analiza en granescala los efectos del pescado sobre la inteligenciaadolescente, según comentó a Reuters Health la autoraprincipal, doctora María Aberg, de Goteborg University.

Eso es importante porque los últimos años de laadolescencia son un período crítico para la "plasticidad"cerebral que modela la inteligencia y las conductas emocionalesy sociales, explicó.

La plasticidad es la capacidad que tiene el cerebro dereorganizar las conexiones intercelulares ante una experiencianormal, como aprender una nueva habilidad, o a las lesiones.

Los resultados del estudio surgieron de datos sobre 4.792adolescentes masculinos que respondieron cuestionariosdetallados sobre la alimentación y el estilo de vida cuandotenían 15 años, y realizaron pruebas estandarizadas deinteligencia cuando tenían 18 años.

El equipo detectó que, en promedio, los que comían pescadomás de una vez por semana rendían mejor que los que no ingeríanpescado todas las semanas.

Esa relación se mantuvo tras considerar otros factores queinfluyen sobre la alimentación de los niños y su inteligencia,como el nivel educativo de los padres y el nivel socioeconómicode la familia.

"Estos resultados son significativos porque el estudio serealizó entre los 15 y los 18 años, cuando los logroseducativos permiten modelar el resto de la vida de un hombrejoven", resaltó Aberg.

Pero la autora opinó que es demasiado pronto como para darrecomendaciones alimentarias a los adolescentes.

"Por ahora parecería que incluir pescado en la alimentaciónfavorece el rendimiento cognitivo de los varones adolescentes",agregó.

FUENTE: Acta Pediatrica, marzo del 2009.