Publicado: 27.02.2014 22:39 |Actualizado: 27.02.2014 22:39

Pescanova debate el plan definitivo para su salvación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pescanova reúne este viernes al consejo de administración para dar el visto bueno al plan para salvar a la compañía, el mismo día en que se cumple un año desde que se iniciara la mayor crisis de la pesquera en su historia. La cúpula de la multinacional gallega analizar la oferta de la banca acreedora y la cervecera Damm para reflotar la firma y evitar su liquidación.

En concreto, el máximo órgano de dirección de la firma, presidido por Juan Manuel Urgoiti, se reunirá para evaluar dicha oferta, que prevé una quita de entre el 60% y el 70%, con una inversión superior a 200 millones de euros, con el fin de poder entregar el lunes, 3 de marzo, su propuesta de convenio de acreedores al juez encargado del proceso concursal. Dicho convenio deberá contar con el respaldo del 51% de los acreedores, tras el visto bueno de la administración concursal y del juez.

De esta forma, Damm se convierte en el socio industrial que necesitaba la banca para sacar adelante su propuesta, cuyo objetivo es recuperar el máximo de deuda posible, unos 1.000 millones de euros, tras perdonar a la gallega unos 2.000 millones de euros de pasivo.

La propuesta de la banca y Damm, que es la que previsiblemente será elegida para salvar a la pesquera gallega, deja al margen a los fondos que se habían sumado inicialmente a la oferta en solitario de la cervecera, KKR y Ergon Capital, mientras que Luxempart seguirá formando parte de la misma. Las mismas fuentes han indicado que la mayor parte de la inversión de capital correrá a cago de las entidades financieras, que se convertirán en accionistas mayoritarios de la compañía gallega, y el resto de la inyección económica la pondrá Damm y Luxempart.

Dicha oferta competirá con la liderada por el ex ministro de Defensa Eduardo Serra que optará, junto a varios fondos, por hacerse también con la gestión de Pescanova, con una propuesta que incluye una inyección de capital de 300 millones de euros y una quita de deuda de entre el 70% y el 80%.

La firma gallega logró unas ventas de más de 1.200 millones de euros en 2013, lo que supone un descenso del 18% respecto a las alcanzadas un año antes, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera, que, pese a su crítica situación, continúa con su actividad y mantiene al día los salarios de sus trabajadores. Se trata aún de estimaciones de las cuentas anuales, ya que BDO se encuentra inmersa en los trabajos de auditoría de los resultados correspondientes al ejercicio 2013, tras ser reelegida a propuesta del consejo de administración y con el conocimiento del administrador concursal Deloitte.

En concreto, la firma, que ha revisado las cuentas de la pesquera desde 2001, se encuentra inmersa en los trabajos de auditoría de los resultados correspondientes a 2013, un annus horribilis para la compañía gallega, a la espera de despejarse su futuro, una vez que se conozca qué oferta resulta ganadora en la puja por hacerse con su gestión.

Pese a la buena campaña de Navidad, las ventas de Pescanova han retrocedido el pasado año frente a las logradas en 2012, cuando alcanzó una facturación de 1.465,02 millones de euros, y a las registradas en 2011, que se cerró con unas ventas de 1.356,69 millones de euros.