Público
Público

Pescanova se declara en concurso de acreedores y demanda a su auditor

La multinacional pesquera y los trabajadores se reúnen para aclarar la actual situación de la compañía y sus perspectivas de futuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejo de administración de Pescanova decidió solicitar el concurso voluntario de acreedores tras considerar imposible alcanzar a corto plazo un acuerdo con los acreedores. 'Dado que no parece posible alcanzar, a corto plazo, un acuerdo con los acreedores de la sociedad y que su situación financiera presenta riesgo de deterioro, el consejo de administración (...) ha acordado solicitar voluntariamente, ante el juzgado de lo mercantil competente, la declaración de concurso de acreedores de Pescanova', dijo la empresa en una nota. La empresas, además, prepara una demanda contra la compañía BDO Auditores, que ha auditado sus cuentas durante los últimos diez años.

La empresa había declarado una deuda consolidada de cerca de 1.600 millones de euros en sus cuentas a septiembre de 2012, pero fuentes financieras situaron la deuda total del grupo en 2.790 millones de euros. Entre los acreedores se encuentran, según una fuente bancaria,  Sabadell (200 millones), NCG (150 millones), Caixabank (150 millones), Popular (100 millones), Santander (80 millones), BBVA (80 millones), Bankia (75 millones), Unicaja (60 millones), Caixa Geral (50 millones) y Liberbank (45 millones).

Pescanova se había acogido el pasado 1 de marzo al preconcurso, que le concedió tres meses -ampliables a cuatro- para renegociar la deuda con sus acreedores. La empresa explicó en su comunicado que tiene la voluntad de presentar, en el curso del procedimiento, una propuesta de convenio a sus acreedores que garantice la salvaguarda de los derechos e intereses de sus trabajadores, acreedores y accionistas y la gestión continuada de Pescanova.

El consejo de administración, además, acordó solicitar al juzgado mercantil competente la revocación del nombramiento de BDO Auditores como auditores para la verificación de sus cuentas anuales individuales y consolidadas del ejercicio 2012, así como la designación de otra firma para ocuparse de esta tarea. Fuentes de la compañía gallega han indicado que los abogados de la empresa trabajan para presentar una demanda contra la que ha sido su auditora el último decenio  porque consideran que 'no ha hecho bien su trabajo'.

El consejo acordó contratar de forma inmediata un auditor 'forensic', división especializada en la detección de fraudes financieros y empresariales con la que cuentan las grandes auditoras, con el objetivo de que analice toda la situación económica y financiera del grupo y, en caso necesario, sus conclusiones sean pruebas válidas para presentar en los juzgados. Fuentes del sector han apuntado que el nuevo auditor será elegido entre grandes firmas, posiblemente Deloitte o PWC; no podrá ser KPMG, que asesora a los cerca de 40 bancos acreedores de la compañía, ni Ernst & Young, que podría tener incompatibilidades, ya que aún audita a algunas de sus filiales (fue su auditora hasta 2001).

El consejo de administración de Pescanova ha celebrado este jueves una larga reunión de 13 horas, que terminó de madrugada, para abordar la presentación de las cuentas anuales de la compañía (la CNMV ha dado de plazo a la empresa hasta este viernes) y la determinación de la deuda. El consejo está dividido, pues existe un grupo de accionistas importantes del grupo (entre ellos, el grupo Damm, que controla un 6,18% del capital, y el fondo Luxempart, con un 5,8%) que han sido críticos con la gestión del presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa (que controla el 14,4% de las acciones), que ha llevado a la compañía a la suspensión de pagos, con la cotización suspendida y 'discrepancias' en los datos de deuda reconocidas por la propia directiva.

La acción de la sociedad, que cayó un 66 por ciento tras el anuncio del preconcurso, fue suspendida de cotización a principios de marzo por la CNMV, que tiene abierta una investigación sobre un posible abuso de mercado en torno a la cotización. La capitalización bursátil actual (el valor de la compañía según la cotización de sus acciones en el mercado) es de 168,7 millones, con un free float (porcentaje del capital que cotiza en bolsa) del 63,69%. Pescanova tiene activos de 2.276,5 millones y una plantilla de más de 10.000 trabajadores. En 2011 la empresa tuvo ingresos por 1.671 millones de euros y un beneficio de 50 millones, con unos activos de 2.276,5 millones.

La compañía ha precisado que estaba en negociaciones para la venta de su negocio de salmón en Chile, pero de momento no ha comunicado que la operación se haya cerrado.

Trabajadores y dirección de Pescanova mantendrán este viernes una reunión para abordar la situación de la compañía, horas después de que el consejo de administración decidiese solicitar voluntariamente la declaración de concurso de acreedores. Según han confirmado fuentes sindicales, el encuentro se prevé 'muy largo', y en él, los trabajadores esperan que se aclare la actual situación de la multinacional pesquera, así como sus perspectivas de futuro.

Las mismas fuentes han señalado que el anuncio de la solicitud del concurso ha supuesto una 'sorpresa', pese a que la empresa ya estaba en situación preconcursal y había reconocido desfases entre su contabilidad y la deuda bancaria. 'Los trabajadores quieren ser prudentes, esperar para escuchar las explicaciones, porque un concurso de acreedores es algo muy serio, y no afecta solo a los bancos o al consejo de administración, afecta a todos', han apuntado dichas fuentes sindicales.