Publicado: 13.12.2013 11:04 |Actualizado: 13.12.2013 11:04

Pescanova elige ser rescatada por Canceller y varios fondos

Los nuevos accionistas inyectarán en el grupo unos  250 millones y pedirán a la banca acreedora una fuerte quita de la deuda del 80%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pescanova ha elegido este viernes la oferta no vinculante presentada en consorcio por parte de dos fondos de inversión y dos de sus accionistas de referencia como la más adecuada para sacar a la compañía gallega de productos congelados de su delicada situación financiera. "Tras analizar las cinco ofertas recibidas antes del comienzo de la reunión, el Consejo de Administración acordó, sin ningún voto en contra, tomar en consideración la oferta no vinculante presentada por el consorcio formado por Damm, KKR, Luxempart y Ergon como la más adecuada para dirigir el proceso de reestructuración y asegurar la viabilidad futura de Pescanova", ha señalado en un comunicado al supervisor bursátil, la CNMV.

Damm, propiedad de la familia Carceller, tiene un 6,2% de Pescanova, y junto con Luxempart (5,8%) e Iberfomento controlan el consejo de Pescanova desde el mes de septiembre. A estos porcentajes hay que sumar un 1,6% en manos de Disa, petrolera propiedad de la familia Carceller.

Con el visto bueno a su oferta por parte del consejo de administración, en cuya reunión no estuvieron presentes ni Damm ni Luxempart para evitar conflicto de interés, Carceller toma el control de la pesquera gallega con el objetivo de alejarla del escenario de liquidación. Carceller ha ido tomando posiciones en la pesquera gallega después de que la última junta de accionistas de la gallega celebrada en septiembre se decantará por su candidatura para presidir la gallega, con Juan Manuel Urgoiti al frente, que sustituyó a Manuel Fernández de Sousa.

En su comunicado, Pescanova ha añadido que iniciará de forma inmediata conversaciones con sus bancos con el objetivo de alcanzar un acuerdo que permita "la supervivencia y la continuidad de la empresa", actualmente en concurso de acreedores. Esta misma semana, el administrador concursal Deloitte cifró la deuda de Pescanova a cierre de 2012 en 3.247 millones, que tiene un agujero patrimonial de casi 1.500 millones de euros.

El consorcio liderado por el presidente de Damm, Demetrio Carceller, junto a los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital Partners, inyectará 250 millones de euros para hacerse con el control del 51% de la compañía, con una quita del 80%,  lo que supone condonar entre 2.900 y 3.000 millones, según fuentes conocedoras de la situación de la pesquera. Las mismas fuentes han subrayado que la banca acreedora, que se quedaría con el 49% restante de la compañía si se cumplen las previsiones, es partidaria de capitalizar deuda, es decir, de su conversión en acciones, lo que supondría unos 240 millones de euros. De llevarse a cabo esta capitalización de deuda, la quita sobre la deuda inicial podría reducirse incluso al 60% a través de dividendos.

La firma gallega aspira a captar entre 250 millones y 300 millones de euros a través de una operación acordeón, esto es, una reducción a cero del capital y una posterior ampliación de capital, lo que implicará cambios en el accionariado de la compañía gallega. La oferta de Damm, que tendrá que ser refrendada en junta de accionistas, tiene en cuenta además a los pequeños accionistas de la pesquera, unos 10.000, ya que intentará ver cómo pueden recuperar una "pequeña parte" de su inversión tras ejecutar la operación acordeón.

Asimismo, Carceller ha apostado en su oferta por la totalidad de la compañía en bloque, ya que tiene el compromiso de la banca acreedora de estudiar el plan de viabilidad de Pesca Chile y otorgar una línea de crédito de unos 45 millones de euros con el fin de paralizar temporalmente la liquidación de la filial chilena.

Los trabajadores de Pescanova han calificado como "positivo" el anuncio que este viernes se ha dado a conocer a través de la CNMV de que el consejo de la multinacional pesquera ha elegido la oferta presentada por el consorcio Damm y varios fondos de inversión para dirigir el proceso de reestructuración de la compañía. El responsable de alimentación de CCOO (sindicato mayoritario en Pescanova), Francisco Vilar, ha valorado la experiencia industrial del grupo catalán, cuya propuesta también queda "arropada" por la participación en la oferta de los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital.

"A los trabajadores la presencia de Damm, que ya está en el consejo y tiene conocimiento interno de la empresa, nos da más garantías y fiabilidad", ha apuntado Vilar, quien ha manifestado su opinión de que dicha propuesta "también dará confianza a la banca y debería permitir alcanzar un convenio con los acreedores más rápido", además de "solucionar lo de Pescachile (filial actualmente en concurso)".

El portavoz de CCOO ha reconocido que puede haber cambios en el modelo de gestión que impliquen "ajustes" de plantilla, aunque ha matizado que no supondrían "medidas traumáticas". De hecho, hace semanas que el comité de empresa da por hecho que habrá bajas, aunque afectarían solo al área de administración y oficinas, y se trataría de empleados con cierta antigüedad que podrían llegar a acuerdos para irse de forma voluntaria o prejubilarse.