Público
Público

Pescanova retrasa su regreso al parqué por la avalancha de órdenes de venta

El precio de su acción cae un 20% tras presentar preconcurso de acreedores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pescanova está retrasando su regreso al parqué ante la avalancha de órdenes de venta de sus acciones, que permanecen en el periodo de subasta de volatilidad, según informaron fuentes del mercado.

En concreto, a las 10.45 horas existían un total de 317 órdenes de venta con un volumen de 2.184.000 acciones, frente a 26 de compra con un volumen de 8.526 títulos, lo que dificultaba casar las peticiones de compra y venta, pese a haberse acordado un precio de 13,92 euros por acción, lo que implicaría un desplome del 20%.

A las 9.02 horas, se ampliaba el rango estático al 20%, según informaron las mismas fuentes.

Las acciones de Pescanova cerraron el jueves, un día antes de la suspenión, a un precio de 17,4 euros, con un incremento del 4,5%, y en lo que va de año se han revalorizado un 21%.

La firma gallega presentó el preconcurso en el Decanato de Pontevedra tras anunciar el pasado viernes que no formulará sus cuentas anuales de 2012 y condicionar esta decisión hasta que tenga la certeza de la venta de ciertos activos de la actividad de cultivo del salmón o renegocie la deuda a través del inicio del preconcurso.

Dicho procedimiento es una posibilidad que contempla la Ley Concursal por el que permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.

Pescanova obtuvo un beneficio neto de casi 25 millones de euros hasta septiembre de 2012

La suspensión de la cotización de las acciones se produjo después de que el consejo de administración de Pescanova procediera, de momento, a no formular las cuentas anuales, ante la incertidumbre de poder afirmar el principio contable de gestión continuada en relación a los hechos posteriores al cierre de los resultados de 2012.

En concreto, Pescanova condicionaba la reformulación de sus cuentas a la certeza de la venta de ciertos activos de la actividad de cultivo del salmón, reclasificados para la venta, o la renegociación de la deuda a través del inicio del procedimiento establecidos en el artículo 5 BIS de la Ley Concursal.

'Pudiéndose dar una u otra situación con efectos dispares sobre la cotización de la acción, Pescanova pone de manifiesto estos hechos a los efectos de que la CNMV evalúe la conveniencia de suspender cautelarmente la cotización de la acción', señaló la firma en un comunicado remitido al organismo supervisor.

Desde Pescanova no han querido realizar una declaración oficial y se remiten a lo enviado a la CNMV. 'El canal de información será la CNMV', se limitaron a señalar a Europa Press en fuentes de la compañía.

La firma, cuyo pasivo a largo y corto plazo asciende a 1.522 millones de euros al cierre de septiembre de 2012, de los cuales 459 millones corresponden a acreedores comerciales, obtuvo un beneficio neto de 24,9 millones de euros en los nueve primeros meses del pasado ejercicio, un 2,2% más, gracias al avance de sus ventas en el exterior y a la buena marcha de sus proyectos de acuicultura.

La facturación de la compañía alimentaria aumentó un 8,9% entre enero y septiembre, hasta 1.149 millones de euros, impulsada por el negocio internacional, que creció un 14%. Las ventas en el mercado español subieron un 2,8%, 'como resultado de la fuerte presencia del grupo en el sector de productos del mar'.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 127 millones de euros al cierre de septiembre, lo que supone un avance del 8,8% respecto al mismo periodo del ejercicio pasado.

Pescanova destacó en ese momento los 'buenos resultados' registrados en todos sus proyectos de acuicultura (salmón, langostino vannamei y rodaballo). Según señaló, la acuicultura representa en la actualidad más de un tercio del Ebitda y continúa creciendo 'a buen ritmo'.